La creciente fascinación del fetichismo de pies

La fascinación por observar pies, es también conocida como podofilia, un fetiche que ha suscitado un creciente interés entre las personas a pesar del estigma que lo rodea, pero ¿qué tiene de enigmático? Te lo contamos

Man's Feet Underneath a Duvet in Bed.(focus on feet)

El fetiche por los pies es cada vez más común

Getty Images

Se le conoce como podofilia, al fetiche por admirar los pies y a últimas fechas ha suscitado un creciente interés entre las personas a pesar del estigma que lo rodea. Esta pasión por los pies ha acumulado cada vez más seguidores, quienes encuentran en ellos una fuente de excitación y disfrute.

El fetichismo de pies, ¿qué es la podofilia?

Cada vez es más común escuchar o saber de alguien a quien le agrade, o incluso, le excite ver pies. La podofilia es un fetiche caracterizado por un marcado interés sexual en los pies. Las personas que lo experimentan encuentran placer en diversos aspectos de los pies, como su forma, tamaño, dedos, tratamientos, ropa o incluso el olor corporal. Para algunos, la máxima experiencia sexual radica en la contemplación, el contacto táctil y hasta el olfativo de los pies, lo que les lleva a alcanzar excitación erótica y orgasmo.

Origen del fetichismo de pies

El fetichismo suele aparecer en la infancia, según una hipótesis freudiana y no está limitado únicamente a hombres. Otros expertos como el neurólogo Vilayanur S. Ramachandran señala que puede deberse a que el pie y los genitales ocupan áreas contiguas en el cerebro y puede haber enlaces entre los dos. Los especialistas consideran el fetiche por los pies como una parafilia (comportamiento sexual donde el placer o el orgasmo se consiguen más allá de las relaciones sexuales convencionales), que consiste en sentir excitación sexual por cosas, situaciones o partes del cuerpo que usualmente no se relacionan con el sexo.

La podofilia hace que las personas se exciten sexualmente al ver, oler, acariciar, besar, lamer o chupar los pies de su pareja. Los expertos nos dicen que no hay que confundir el gusto por algo con un fetiche. A todos nos pueden gustar distintas cosas durante una relación sexual, pero quienes tienen un fetiche a veces dependen de manera obsesiva de el para lograr placer o excitación.

Closeup young woman feeling pain in her foot

El feetichismo o podofilia es una forma de expresión erótica que ha ganado cada vez más seguidores, a pesar de los estigmas sociales

Getty Images

El fetichismo de pies puede añadir variedad a los encuentros eróticos en pareja. En muchos casos, los juegos fetichistas se convierten en una opción adicional a las prácticas sexuales más convencionales. Para quienes tienen esta preferencia, mimar y prestar atención especial a los pies de su pareja puede elevar la autoestima y generar una mayor complicidad en la relación.

A pesar de ser uno de los fetichismos más comunes, este tipo de placer sigue estando oculto y pocos se atreven a reconocerlo abiertamente. Organizaciones como la Spanish Foot Fetish trabajan para dar visibilidad y aceptación a esta forma de erotismo, organizando encuentros que promueven la diversidad y el respeto hacia todas las prácticas eróticas sanas y consensuadas.

>> Te puede interesar
Descubre por qué la masturbación, un hábito sexual común pero a veces polémico, puede ser beneficioso tanto para tu pareja como para ti
Descubre los trucos respaldados por expertos para acelerar tu metabolismo durante la noche y quemar grasa de forma efectiva
Un estudio de Spotify revela cómo la música puede mejorar la intimidad, influir en la excitación y enriquecer la experiencia sexual. Analizamos las melodías más populares para estos momentos, destacando su impacto en la excitación y el disfrute sexual
Descubre los hábitos cotidianos que debes evitar para mantener una apariencia más joven y saludable después de los 50 años