Descubre por qué nos volvemos intolerantes a la lactosa

La intolerancia a la lactosa es un problema común que afecta a muchas personas, pero pocas saben el origen de este fastidioso padecimiento que no nos permite disfrutar de una rica pizza

African Male Refusing Milk

¿Cuáles son las razones detrás de la intolerancia a la lactosa? Aquí te las explicamos

Getty Images

La intolerancia a la lactosa es un problema común que afecta a muchas personas en todo el mundo. Esta condición se caracteriza por la incapacidad del cuerpo para digerir adecuadamente el azúcar presente en los productos lácteos, conocido como lactosa. Aunque puede desarrollarse en cualquier momento de la vida, es más frecuente en ciertas etapas. Pero ¿cuáles son las razones por las cuales puedes ser intolerante a la lactosa? Te las explicamos.

Razones detrás de la intolerancia a la lactosa en ciertas edades

Disminución de la enzima lactasa

La lactasa es la enzima responsable de descomponer la lactosa en el intestino delgado. A medida que las personas envejecen, es común que la producción de lactasa disminuya gradualmente. Esta disminución en la producción de lactasa puede llevar a una intolerancia a la lactosa en la edad adulta.

Cambios genéticos

Algunas personas tienen predisposición genética a desarrollar intolerancia a la lactosa. Estos cambios genéticos pueden hacer que el cuerpo produzca menos lactasa o que produzca una lactasa menos efectiva. Esto puede manifestarse en diferentes etapas de la vida, desde la infancia hasta la edad adulta.

Cambios en la flora intestinal

A medida que envejecemos, la composición de la flora intestinal puede cambiar. Esto puede tener un impacto en la capacidad del cuerpo para descomponer y absorber la lactosa. Estos cambios en la flora intestinal pueden contribuir a la intolerancia a la lactosa en ciertas etapas de la vida.

Factores étnicos

La intolerancia a la lactosa es más común en ciertos grupos étnicos, como las personas de ascendencia africana, asiática o amerindia. Estas poblaciones tienden a tener una mayor prevalencia de intolerancia a la lactosa en comparación con otros grupos étnicos. Esto se debe a diferencias genéticas y patrones históricos de consumo de productos lácteos.

Young man, smiling, sitting between man and woman holding noses

Las flatulencias son incomodas para cualquier persona

Getty Images

¿Cuáles son los síntomas de la intolerancia a la lactosa?

Si una persona sufre de intolerancia a la lactosa, puede tener síntomas pocas horas después de consumir leche o productos lácteos u otros alimentos que contienen lactosa. Los síntomas pueden incluir:

  • hinchazón o distensión abdominal
  • diarrea
  • gases
  • náuseas
  • dolor en el abdomen
  • “gruñidos” o ruidos estomacales
  • vómito

Los síntomas de una persona pueden ser leves o graves, según la cantidad de lactosa que haya consumido y la cantidad de lactosa que usualmente puede consumir sin tener síntomas. Es importante tener en cuenta que la intolerancia a la lactosa puede variar en su gravedad y síntomas entre las personas.

Si experimentas síntomas de intolerancia a la lactosa, es recomendable consultar a un profesional de la salud para un diagnóstico adecuado. Existen alternativas lácteas sin lactosa y enzimas de lactasa disponibles en el mercado que pueden ayudar a las personas con intolerancia a la lactosa a disfrutar de productos lácteos sin malestar.

Editor Digital de Esquire México.
>> Te puede interesar
La dieta 30-30-30 ha surgido como una tendencia viral en TikTok, prometiendo pérdida de peso y una vida más saludable. Sin embargo, es crucial entender sus mecanismos y consideraciones antes de adoptarla
Conoce el método japonés que promete reducir la grasa abdominal sin dejar de disfrutar de tu cerveza favorita
Descubre cómo la actividad física regular puede transformar tu rendimiento laboral, mejorar tu salud mental y aumentar tu productividad. Aquí te explicamos los beneficios clave y cómo empezar a incorporarla en tu rutina diaria
Existen tres frutos secos que no solo superan al huevo en contenido proteico, sino que también ofrecen múltiples beneficios para la salud