Icono del sitio Esquire

12 posiciones perfectas y originales para reinventar tu vida sexual

posiciones sexuales mas placenteras

En la diversidad está la felicidad. Prueba las 12 posiciones sexuales más placenteras para darle un giro a la diversión con tu pareja.

Probablemente en tu mente ronda la idea probar nuevas cosas en la cama con tu pareja, sí, posiciones sexuales. No es ningún secreto que el sexo te hace más feliz; de hecho, los investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder descubrieron que…

Las personas que tuvieron relaciones sexuales al menos una vez por semana eran un 44 por ciento más felices. Probable sean más felices que las personas que no tuvieron sexo en absoluto.

Así que si quieres ser más feliz con tu pareja, la clave está en tener encuentros más seguidos y con mucha diversidad. Ahora lo explicamos.

Lo más leído: Series eróticas: la sensualidad y el sexo en episodios

+ Posiciones sexuales, + felicidad

Al igual que ponerse en forma o subir por la escalera en el trabajo, una mejor vida sexual realmente requiere algo de entrenamiento. Pero vale la pena:

Las parejas que ponen esfuerzo en su vida sexual
tienen relaciones más sólidas.

Esto lo sugiere una nueva investigación de la Universidad de Toronto, donde el buen estímulo y abrirse a la oportunidad de experimentar nuevas posiciones sexuales, mejora la comunicación y confianza de la pareja.

Sigue leyendo: 20 cosas que las mujeres buscan en los hombres

12 POSICIONES SEXUALES QUE DEBES PROBAR

Así que agrega estas 12 nuevas posiciones sexuales a tu lista de tareas pendientes para probar y hacer en los siguientes meses. Desafíate a probar una cada mes o repetir más de una hasta que salga bien.

Te prometemos que no te arrepentirás al probar una de estas posiciones sexuales.

 

1. El gato

Por qué es increíble: “este giro en la posición del misionero aumenta la estimulación del clítoris en tu pareja”, dice la investigadora sexual Nicole Prause.

De hecho, investigaciones anteriores han encontrado que las mujeres que tenían problemas para alcanzar el orgasmo durante la posición del misionero eran más propensas al orgasmo usando la técnica de alineación coital o la del gato.

Cómo probarlo: comienza en posición de misionero y desplaza tu cuerpo hacia arriba y hacia un lado. Muévete hacia adelante y hacia atrás en lugar de empujar hacia arriba y hacia abajo para ayudarte a mantener el contacto directo con el clítoris, dice Prause.

No te pierdas: 5 posiciones sexuales Kegel para tener orgasmos intensos

2. El imperio otomano

Por qué es increíble: es versátil, dice el consejero sexual Eric M. Garrison, autor de Mastering Multiple Position Sex.

Ella controla la profundidad y la velocidad, pero te permite empujar al mismo tiempo, lo que puede ser difícil de hacer con una cama completamente debajo de ti.

Además, ambas manos son totalmente libres, por lo que puedes tocar sus zonas erógenas o incorporar un juguete sexual.

Cómo probarlo: recuéstate sobre una otomana (¡sin ruedas!) Para que se apoye en toda tu espalda. Dile que te ponga a horcajadas para que puedas moverte hacia arriba y hacia abajo. Si tienes un core fuerte, puedes moverte hasta la mitad del otomano, lo que te da más libertad para empujar.

Dale un giro: ella puede arrodillarse entre las piernas y practicarte sexo oral, o colocarte sobre tu cara a horcajadas mientras realizas el oral.

Puedes leer: 10 posiciones sexuales de Halloween que gustan pero asustan

3. La silla

Por qué es increíble: si no has dominado las posiciones de pie, ponte cómodo con esta. Proporcionará una penetración intensa y profunda, dice Garrison.

Cómo probarlo: “apoya la espalda contra la pared como si estuvieras haciendo una silla de pared. Tus piernas deben estar dobladas casi en ángulo recto y lo suficientemente juntas como para que puedas montarte a horcajadas”, dice Garrison.

Si bien puedes necesitar más concentración para mantener el equilibrio, tus manos pueden descansar sobre tus caderas, jugar con sus senos o acariciarle la espalda mientras empujas.

Dependiendo de tu altura, es posible que tus pies no puedan tocar el suelo. Si te cansas demasiado, forma un trípode dejando caer uno de tus pies al suelo, lo que lo hace más fácil para tus piernas.

Puedes leer: 10 posiciones sexuales para quemar calorías

4. El poste

Por qué es asombroso: “es un poco salvaje y el desafío puede ser realmente estimulante”, dice Garrison. Además, su clítoris rozará tu hueso púbico, haciéndolo más agradable para ella.

Cómo probarlo: a partir de la posición de la silla, deja que ella envuelva sus piernas alrededor tuyo. Luego, recuéstala hacia atrás y, con las manos debajo de su trasero, levántala y muévete hasta quedar casi parado. Levántala arriba y abajo de tu eje.

Para ayudar a mantener tu energía, mantén tus piernas ligeramente flexionadas.

No te pierdas: 9 posiciones sexuales del porno que no funcionan en la vida real

5. Twist and shout

Por qué es asombroso: “esta posición sexual es lenta y fomenta una penetración más profunda. También es muy íntimo porque puedes ver su cuerpo mientras mantienes el contacto visual”, dice Garrison.

Establece el estado de ánimo perfecto para hacer que el sexo sea aún más íntimo y caliente con un aceite estimulante.

Cómo probarlo: acuéstate boca arriba como si estuviera listo para hacer una sentadilla, pero con una pierna extendida y la otra doblada. Haz que se ponga a horcajadas sobre tus piernas.

A continuación, puedes subir y bajar tu pene, controlando la profundidad y la velocidad. Dependiendo de qué lado se curva naturalmente tu pene, ella puede sentarse y apretarse contra ti en la dirección opuesta a la curva, lo que debería sentirse bien para ti.

Lo más viral: Chris Hemsworth revela que es incómodo tener sexo con su esposa

6. Vaquera inversa

Por qué es asombroso: “esta posición es excelente cuando se quiere estimular el clítoris, mientras se mantiene la cercanía y la intimidad que brindan otras posiciones cara a cara”, dice la investigadora sexual Jessica Wood.

Cómo probarlo: en lugar de asumir la posición tradicional de vaquera, acójela hacia adelante para que su cara quede acunada en tu cuello. Esto puede ayudar a alinear sus cuerpos para proporcionar una estimulación más directa del clítoris.

“Tienes las manos libres para sostener sus caderas, o para mayor placer, puedes estirarte y estimular su ano, si le gusta eso”, dice Wood.

Te interesa: La dieta del sexo: ¿qué es y cómo funciona?

7. Oral por detrás, posiciones sexuales solo para atrevidos

Por qué es asombroso: «Esta puede ser una sensación diferente a las posiciones típicas del sexo oral, ya que la estás tomando por detrás en lugar de por delante», dice Wood.

Cómo probarlo:

“Deja que se acueste boca abajo y coloca una almohada debajo de sus caderas, lo que te ayudará a levantar su trasero para que tengas un acceso más fácil a su vulva”, dice Wood.

Esto también deja tus manos libres para insertar un dedo o dos en su vagina para una estimulación interna al mismo tiempo.

Imperdible: Así es como tus creencias sexuales afectan tu relación

8. Perrito a 90 grados

Por qué es increíble: Moushumi Ghose, un terapeuta matrimonial con licencia y autor de Classic Positions Reinvented lo cuenta así:

“Es un gran giro en la posición de perrito clásico, pero no requiere
tanta fuerza o flexibilidad de ambos”.

Además, desde este ángulo, es un poco más fácil para ti o para ella el estimular manualmente su clítoris.

Cómo probarlo: Deja que se acueste boca abajo con el trasero levantado en el aire para facilitar el acceso. Tus piernas deben estar juntas con las de ella.

Para obtener más apoyo, puedes colocar una almohada debajo de su estómago o apoyarse con sus antebrazos con las manos en la cabeza y el cuello.

Para hacerlo más intenso, coloca las manos sobre su espalda o caderas para que pueda empujar con más fuerza.

Lo más leído: Que son los ‘Digisexuales‘ y su relación con los robots sexuales

9. Segundo piso

Por qué es asombroso: esta es una transición fácil desde cualquier posición de primer puesto, dice Ghose. Además, este ángulo te permite ver su cuerpo reaccionar a su empuje y tus manos son libres de vagar por todo su cuerpo, desde sus pechos hasta su clítoris.

Como probarlo: Deja que se recueste hacia atrás hasta que se apoye sobre sus codos, con la espalda apoyada en tu pecho y los brazos que sostienen su peso corporal. Mantenla apoyada en tu cintura para mantener un mayor control sobre el ritmo de su empuje.

Puedes leer: Bájale a la porno, podría estar relacionada con disfunción sexual

10. La guía

Por qué es increíble: “verla hacerse cargo puede ser emocionante”, dice Ghose. Además, si a ella le gusta el juego anal, puedes usar tus dedos desde esta posición. Esto también le da la oportunidad de usar un juguete sexual en su clítoris.

Cómo probarlo: esta es una variación de vaquera inversa. Siéntate con las piernas hacia adelante y recuéstate sobre tus brazos. Se recostará sobre sus piernas con la cabeza cerca de sus pies y se sentará a horcajadas en las caderas, usando sus brazos como apoyo.

Tus piernas deben estirarse detrás de ella, pero se pueden doblar por las rodillas para obtener más apoyo. “Puedes poner tus manos en su trasero y empujarla hacia adelante y hacia atrás”, sugiere Ghose.

Lo más buscado: Películas donde los protagonistas tuvieron sexo real

11. La cuchara torcida

Por qué es increíble: “esta variación de cucharada proporciona una penetración profunda, pero no es físicamente exigente como el de perrito”, dice Robin Milhausen, profesor de sexualidad humana en la Universidad de Guelph en Canadá.

“Además, crea más tensión en ambos cuerpos, lo que
aumenta la excitación”, dice.

Cómo probarlo: ambos se acostarán de lado, con usted detrás de ella. Haz que levante su pierna superior en el aire. Debería sujetarse del tobillo de la pierna levantada mientras tu empujas por detrás.

Para realmente ponerla en movimiento, estimula sus senos o clítoris o utiliza un juguete sexual mientras empujas.

No te pierdas: Deadpool 2 es la primer cinta de superhéroes en presentar una relación del mismo sexo

12. El dueto de las posiciones sexuales

Por qué es increíble: Amie Harwick, terapeuta de matrimonios y familias con sede en California y autora de The New Sex Bible for Women lo explica así:

“La masturbación es una de las mejores maneras de conocer tu propio cuerpo, cómo experimentas el placer y, en última instancia, cómo una pareja puede satisfacerte.

Esta es una vía rápida para enseñarle a su pareja lo que funciona mejor para ti y se siente muy bien al mismo tiempo».

Además, también podrás ver exactamente cómo le gusta que la toquen. Y la vista de ella haciendo eso no es mala.

Cómo probarlo:pídale a tu pareja que se masturbe mientras tu haces lo mismo”, dice Harwick. Ella podría ser tímida al principio. Si ese es el caso, deja que se siente frente a ti y se apoye contra tu pecho para que sea más cómodo y menos invasivo.

Puedes comenzar por tocar su cuerpo mientras se masturba y gradualmente comenzar a tocarte a ti mismo, de modo que ambos terminen participando en la masturbación.

Con estas posiciones sexuales podrás darle mayor impulso a tu relación lograr que ella llegue al orgasmo de una forma más fácil.

OTROS TEMAS SOBRE POSICIONES SEXUALES:

Jacob Elordi habla de lo complicado que es filmar escenas de sexo

Protagonistas de After hablan de sus intensas escenas de sexo

5 películas con lecciones fitness que debes ver

El secreto de Van Damme para mantenerse en forma

La dieta de Mel Gibson con la que perdió 14 kilos

El entrenamiento de las fuerzas armadas y el fitstagramer que fracasó

La rutina de Arnold Schwarzenegger en cuarentena

Rutina de mancuerna quema grasa en cuarentena

Cómo perder un kilo por semana científicamente comprobado