Lo mejor de la película de Super Mario Bros. es Peach

En la película de animación, actualmente en los cines, Peach no es más la damisela en peligro, sino de un personaje autónomo que también podría tener futuro en los videojuegos de Nintendo.

super-mario-bros-pelicula.jpg

Nintendo and Universal Studios

Super Mario Bros. The Movie pudo haber sido diferente a como la imaginábamos incluso antes de verla, pero no, es exactamente igual. Son cuatro generaciones de entusiastas que se estremecen al ver al fontanero bigotudo derrapar en un kart en una curva del Rainbow Track, cuatro generaciones que van desde la Y, la generación de las madres y los padres, hasta la Alfa, la de los más pequeños, y quienes en el cine tal vez nos acompañen en un megazord llamado familia. Gracias a la mayor y más transversal base de fans de todo el universo de los videojuegos, Mario la película está prácticamente en condiciones de imprimir dinero, y para hacerlo tiene una solución fácil a su disposición: mantener niveles de fan service adecuados para satisfacer a una audiencia grande y variada, construyendo una narrativa sin pretensiones, lo suficiente para resonar con la parte de la audiencia lo más amplia posible.

Por: Giuseppe Giordano

Personalmente, me hubiera gustado que los dibujos animados de Mario tuvieran un enfoque más excéntrico, pero no lo esperaba y, de hecho, no sucedió. Bueno, es una historia tan antigua como el camino que ha tomado la cultura nerd para transformarse de una mancha social a un fenómeno de masas y en este punto cada uno tendrá su opinión sobre una forma determinada de llevar franquicias exitosas al cine o la televisión, una forma de guiñar el ojo a la afición sin ser demasiado arriesgados. Dicho esto, Super Mario Bros. The Movie es en parte eso, brillante y divertida, pero con una idea de entretenimiento más convencional. Ahora la parte interesante, Peach.

Mario (puede que no lo sepas) es un videojuego, de hecho, una serie de videojuegos, y (puede que tampoco lo sepas) los videojuegos de Mario no son exactamente The Last of Us. Las diferencias son claras, tanto en términos de jugabilidad como de narrativa. Estoy diciendo cosas obvias, pero las necesito para ir al grano. Si la obra de Neil Druckmann ahonda en sus protagonistas, Mario y compañía se reducen puntualmente a funciones narrativas, más o menos en todas las iteraciones de la franquicia. Bowser, Luigi, Peach, Mario son marcadores de posición para el esquema del cuento de hadas de Propp: ese es el antagonista, el ayudante, la princesa o el “premio” (aquí cito textualmente al erudito ruso), el héroe. Incluso el jugador más casual sabría cómo llenar cada uno de estos roles, porque la narración en Mario es tan simple que todo lo que es visible es el esqueleto. Así que hacer una película de Mario no es como hacer una serie de The Last of Us. En el caso de Nintendo, tienes un agujero que llenar que en realidad es un abismo, porque es de lo mismo que está hecho el cine: historias personales.

THE SUPER MARIO BROS. MOVIE

Mario (Chris Pratt) y Luigi (Charlie Day) en The Super Mario Bros. Movie de Nintendo e Illumination, dirigida por Aaron Horvath y Michael Jelenic.

Nintendo and Universal Studios

¿Cuáles son las historias personales de Mario, Luigi, Bowser y Peach? Los guionistas no lo tuvieron fácil, al fin y al cabo su misión fue darle consistencia al héroe de los videojuegos por excelencia, aquel que casi sin ayuda sacó al sector de su crisis más oscura, gracias a un cartucho (Super Mario Bros. de 1985) y una consola, la Nintendo Entertainment System, de la que se convirtió inmediatamente en embajador. Antes de NES y Mario, los videojuegos se consideraban una moda: mira dónde estamos ahora. Pero si la pregunta más interesante es “quién es Mario”, la respuesta más sorprendente resulta ser “ella es Peach”.

Apunte histórico antes de continuar. Peach se codea con Luigi y Bowser para tomar el segundo escalón del podio al personaje más importante del Mario-Universo, después del héroe titular, claro. Es ella a quien se hace referencia con la famosa cita “pero nuestra princesa está en otro castillo”, que aparece después de derrotar a los jefes intermedios, antes de pasar a un nuevo conjunto de niveles. La frase por lo tanto representa el motivo de Mario, pero también el problema de los videojuegos de la serie original: tradicionalmente, Peach existe solo para que Mario gane, ella es precisamente el “premio” en el esquema de Propp, el suyo es un rol pasivo, objeto de deseo, por Bowser y Mario. En Super Mario Odyssey, de 2017, Peach se niega a casarse con la tortuga/dinosaurio con el peinado punk y no le ofrece la mano a su salvador. Ya casi llegamos, pero aún no estamos cerca de la película (hablaré de eso en un momento). A lo largo de los años, más y más jugadores han llegado a amar a Peach, pudiendo seleccionarla como personaje jugable en, entre otros juegos, Mario Party (un juego de fiesta), Mario Tennis (un juego de tenis), Mario Kart (un juego de carreras ). Sin embargo, hasta la fecha solo hay dos videojuegos que la ven como la protagonista absoluta: el último se llama Super Princess Peach y fue lanzado en 2005 para Nintendo DS. Es esencialmente una plataforma en dos dimensiones, como las más clásicas Mario, pero, en lugar de saltar sobre los enemigos, Peach puede conquistarlos con el poder de las emociones (...).

THE SUPER MARIO BROS. MOVIE

Mario (Chris Pratt), Peach (Anya Taylor-Joy) y Toad (Keegan-Michael Key).

Nintendo and Universal Studios

Me alegró ver que Peach golpeaba duramente a Bowser en Super Mario Bros. The Movie. No solo eso, después de robarle el papel de asistente a Luigi, Peach no es secuestrada, sino que lucha por la salvación de su reino convirtiéndose en coprotagonista en todos los aspectos. En su encarnación en pantalla, Peach es más fuerte que Mario, más inteligente, más talentosa, más genial. Mario prefiere una moto muy chula al kart en el que se monta, y además es el punto de referencia de toda la comunidad Toad, por lo que también es un ama de llaves estimada, que toma decisiones políticas y las persigue personalmente. Por supuesto, esto también era predecible, obviamente, a estas alturas del 2023, Peach no sería relegada al papel pasivo de damisela en apuros. Pero después de ver la película de Mario uno casi sospecha que ella podría haberlo manejado muy bien sola y esto quizás signifique llevar las cosas a otro nivel.

Como decía, es Luigi quien lo paga, quien está apartado buena parte de la duración de la película y regresa justo a tiempo para completar el arco de desarrollo de su personaje (a los que ya vieron el final, solo les digo que esa tapa de alcantarilla debe estar muy caliente). También me gustaría mencionar a Bowser, quien de todo el elenco es el único que demuestra talento artístico, y casi dudo que no sepa complacer a otras personas, habiendo vivido en un mundo de maldad y opresión. Me preguntaba si necesitaba ayuda de un terapeuta y en el fondo (muy en el fondo) parecía sensible para ser un reptil que escupe fuego con cuernos y púas. Donkey Kong, él también está allí, parecía el tipo de... ¿persona? ¿Animal? que ve reels de Andrew Tate. Pero te hace reír.

Sin embargo, a Peach le va mejor que al resto, y también es el que obtuvo el mejor rediseño. Con Mario y Luigi fue sobre todo un trabajo de proporciones, mientras que los rasgos somáticos y la expresividad de Peach se alteraron: dejó de ser de “porcelana”. Como personaje activo, se ha revelado entusiasta, con una inteligencia social desarrollada, conflictiva (hay una sombra en su pasado), naturalmente muy fuerte, instintiva y arrojada, por ejemplo cuando se ríe en la cara de Bowser luego de que éste le hiciera una propuesta de matrimonio para la que se había preparado durante mucho tiempo. Claramente es el personaje sobre el que los guionistas pudieron trabajar más a fondo. Frente a un trabajo cuyos resultados no son necesariamente decepcionantes sino en parte predecibles, sólamente Peach vale el precio de la entrada. No se ustedes pero yo ya huelo un spin-off, en realidad dos (el otro será videojuego).

>> Te puede interesar
La histórica mansión de Elvis Presley está en subasta y su nieta Riley Keough se opone a venderla
Descubre la trayectoria impresionante de Gustavo Egelhaaf, el actor que ha dejado huella en el cine, la televisión y el teatro
Belleza latina que conquista Hollywood.Un repaso por las 10 actrices latinas que han cautivado al público con su talento y sensualidad.
El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha presentado una demanda contra Ticketmaster y su empresa matriz, Live Nation Entertainment, acusándolas de prácticas monopólicas que afectan negativamente a consumidores, promotores y artistas