Icono del sitio Esquire

Este es el asesino serial mexicano en el que se basaron para crear a Hannibal Lecter

Hannibal Lecter: una historia real basada en un mexicano

Hannibal Lecter: una historia real basada en un mexicano

Resultaría prácticamente imposible pensar en un asesino serial más icónico y aterrador que Hannibal Lecter, el encargado de hacer que Anthony Hopkins ya sea leyenda del cine. Y con un personaje tan complejo y, seamos sinceros, fascinante, resulta difícil no preguntarse de dónde sacaron la inspiración para crearlo. Aunque no lo creas, Lecter está basado en un asesino serial mexicano.


Te puede interesar:

Hannibal Lecter se basó en un asesino serial mexicano

Todo en Hannibal Lecter transmite un halo de misterio y suspicacia que haría temblar hasta al más valiente. Conocimos la historia en el año 1991, cuando saltó al cine en ‘El Silencio de los Inocentes’, pero en ese momento el creador del personaje, Thomas Harris, no podía decir en público quién fue la persona que inspiró al caníbal más afamado del séptimo arte, porque seguía vivo.

Hasta hace poco, ya que Harris ha reconocido que el cirujano que se comía a sus pacientes existió, y que de hecho era mexicano: él es Alfredo Ballí Treviño, quien prefirió apodar “Doctor Salazar” para ocultar su identidad.

Relacionado: «Las mejores películas de terror para pasar en pareja»

La historia de cómo llegó hasta Ballí también es pública: sucedió mientras investigaba el caso de Dykes Askew Simmons, asesino nacido en Texas de rostro desfigurado y que intentó escapar de la cárcel de Topo Chico, Nuevo León. Tras la fallida fuga fue golpeado por guardias y policías del penal, por lo que necesitó ayuda médica. Un cirujano de su misma prisión lo salvó, y esto llamó la atención del escritor Harris, quien pidió conocerlo.

Y allí mismo, en la prisión neolonesa hacia el año 1960 tuvo la oportunidad de sentarse cara a cara con Ballí, médico acusado de descuartizar a autoestopistas en su estado, desmembrarlos y esparcir sus restos mientras conducía en su coche. Hay quien incluso dice que se jactaba de poder cortarlos “sin tocarle los huesos”.

Su veredicto fue de pena de muerte, castigo que fue conmutado por 30 años de prisión. Como curiosidad, el doctor fue el último mexicano condenado a pena mortal, la cual no se realizó. Todo en torno a él arrastra una sombra misteriosa, ya que mientras pagaba condena, atendió a pacientes que también estaban prisioneros en Topo Chico.

La conversación que Harris mantuvo con Ballí sobre Simmons (asesino desfigurado que salvó) le cambió la vida: “De la plática surgieron preguntas y temas tales como que si las víctimas de Simmons lo provocaron o si merecían morir”. Rápidamente lo hizo una figura literaria y cinematográfica que el mundo entero conoció.

El rastro del doctor que inspiró a Hannibal Lecter es difícil de seguir. Según documentos, salió de prisión pasado el año 2000 para instalarse de nuevo, ya reformado, en una pequeña consulta de Monterrey en la calle Talleres 123, donde nunca dio declaración alguna. Murió en el 2010 en el total anonimato.

También puedes leer: «Los 5 libros de terror más vendidos»

Sigue leyendo:

7 películas de terror basadas en hechos reales…¡Las tienes que ver!

Las 20 mejores películas de terror psicológico

Las 10 mejores películas de terror que ver en Halloween