¿Qué se siente consumir heroína? La perspectiva de un adicto

700 palabras que describen (exactamente) qué se siente consumir heroína

La primera vez sentirás náuseas. La segunda, sólo un inmenso placer. ¿Qué se siente consumir heroína?Aquí el testimonio de un adicto.

A pesar de no ser la droga más adictiva, sí es una de las más peligrosas. ¿Qué efectos tiene la heroína en la persona que la consume? ¿Es realmente tan placentera como dicen (o se plasma en películas como Trainspotting)? ¿Qué se siente consumir heroína? Ante esta pregunta, hace un par de años un adicto decidió relatar la sensación que se tiene cuando se consume el narcótico.

¿QUÉ SE SIENTE CONSUMIR HEROÍNA?

Aquí 700 palabras (traducidas del inglés), publicadas en Reddit, que lo describen de forma explícita: “Claramente es una pregunta muy obvia, pero no es lo que parece. Dejen se los explico; he sido adicto a los opiáceos desde hace mucho tiempo y también he probado muchas drogas. Las drogas que ‘te dan para arriba’ son las que te brindan euforia. Por ejemplo, si consumes cocaína/meth/speed/MDMA tendrás una euforia innigualable, mucha confianza en ti mismo, energía y otras sensaciones muy específicas de cada droga (con el meth te sientes el rey mientras que con el MDMA amas a todo el mundo). Sin embargo, tienes que devolverle el favor a estas drogas. Después de haberte metido meth, o haber consumido mucho MDMA, o haber estado despierto toda la noche debido a la coca, te sientes de la mierda. Para que me entiendan mejor: es como una sensación de resaca cuando tomas mucho alcohol. Por el otro lado, la gente que experimenta con la heroína no se siente abrumada (sin incluir a los que la prueban inyectada, pero hay que reconocer que la mayoría de la gente que la prueba por primera vez, no prefiere hacerlo por medio de una aguja). Se sienten bien, tranquilos, felices, pero sienten que esta ‘tenebrosa’ droga no ha hecho su efecto en su totalidad. La heroína no es tenebrosa, es hermosa. https://www.esquirelat.com/lifestyle/asi-eran-las-noches-en-studio-54-sexo-drogas-y-disco/ No es adictiva como la mayoría de la gente piensa. No te hace hacer cosas estúpidas o estar despierto toda la noche o alucinar. No vacía tus niveles de serotonina como el MDMA o te da resaca como el alcohol. La gente tiende a pensar que es una droga amigable. Así que al día siguiente se despiertan y todo es normal. No hay dolores de cabeza ni ese sentimiento de remordimiento. Oh,¡y también es muy barata! Sólo necesitas 10 dólares para estar al tope de la sensación. A pesar de todas las drogas que hay en el mercado, a mí me gusta la heroína. Nunca me fastidió. Sin resacas. Sin remordimientos. Yo siempre estaba muy consciente de todo. Simplemente me hacía sentir feliz y pleno. Y pensar que sólo me costaba 10 dólares. Ahora digamos que esta persona trabaja y tiene responsabilidades. Él sabe que no puede ir al trabajo borracho o tras haber consumido MDMA. Entonces no va. Es muy sencillo. Pero con la heroína... el usuario se percata que realiza mejor su trabajo bajo los efectos de la heroína. En lugar de estar triste o irritado con su trabajo, él simplemente está... feliz. Pleno. Todo es maravilloso y el mundo es hermoso. Está lloviendo y está oscuro. Me despierto a las 5AM, estoy atorado en el tráfico. Pude haber tenido un dolor de cabeza, pude haber estado miserable, pude haberme preguntado qué fue lo que me trajo hasta aquí. A este punto en el que me encuentro ahora mismo. Pero no, estoy bien. La vida es hermosa. Las gotas de lluvia caen y yo veo el reflejo de las personas alrededor de mí. La humanidad es hermosa. En este instante, rodeado del tráfico de la ciudad, encuentro amor y paz. La heroína es una droga grandiosa. La heroína es mejor que cualquier cosa. La heroína me hace la persona que siempre quise ser. Vale la pena vivir por la heroína. La tolerancia que tengo hacia la heroína es cada vez más alta. Cada vez cuesta más. Necesito heroína para sentirme normal. Ya no siento amor. Ahora estoy enfermo. Ya no tengo dinero para comprarme la heroína que necesito. En lugar de 10 dólares, ahora necesito 100. Ahora tengo que encontrar a un verdadero traficante, porque el que me proveía es un criminal que siempre carga consigo una arma. Necesito parar. Para responder a su pregunta, la heroína se siente grandioso. Eso es todo, se siente muy bien. Puedes hacer tus propias conclusiones. Esta droga te mostrará el mundo y te hará sentir tan inteligente como Fausto”, concluye.

¿PERO QUÉ DICE LA CIENCIA?

Ahora bien, el sitio especializado WebMD describe que “la primera vez que te inyectas sientes mareos y náuseas. Después, una relajación total. La segunda vez, sólo se siente placer. Se nubla el dolor físico y mental y uno se cree capaz de cualquier cosa”. Tras consumir la droga, se disminuye el pulso cardiaco y la respiración. Se bloquean los mensajes del cerebro responsables de cualquier dolor. Tienes una sensación de mucha felicidad. Después de unas horas sientes que el mundo va más lento. Algunos usuarios explican que es como un sueño, que se siente como si “estuvieras bajo una cobija caliente donde no existen los problemas”. Es tanto el placer que sienten que son muy comunes las sobredosis, donde el usuario simplemente deja de respirar y muere de inmediato. También puedes leer: “La maldición de los niños Disney, drogas, sexo y rock and roll” https://www.instagram.com/p/CBMj4mtA8A0/

>> Te puede interesar
Un par de hoteles en Colorado Springs prueba que no hace falta sacrificar comodidades ni robar protagonismo a la naturaleza para disfrutar las montañas en Colorado
La familia de Michael Schumacher pondrá a la venta una colección de ocho relojes de lujo personalizados pertenecientes al legendario piloto de Fórmula 1. La subasta, que se espera recaude más de 4.8 millones de dólares
El legendario actor Sylvester Stallone ha decidido poner a subasta una parte de su impresionante colección de relojes de lujo, con un valor total estimado en seis millones de dólares
Airbnb y Ferrari se unen para ofrecer a los fanáticos de la Fórmula 1 una experiencia única en Maranello, Italia. La escapada incluye la oportunidad de ser copiloto de Marc Gené, cenar en un restaurante con estrella Michelin y dormir en la sala de trofeos del Museo Ferrari