Steven Spielberg reinventa Amor sin Barreras

Steven Spielberg

Steven Spielberg evoca el poder transformador de la música y los latinos en su aclamada versión de Amor Sin Barreras, próxima a estrenarse en México

Entrevista y texto: Mario P. Székely A Steven Spielberg le sucedió en casa. Cuando era pequeño y su padre colocó en el tocadiscos la banda sonora del musical Amor Sin Barreras (West Side Story), su vida cambió. Estrenado en Broadway en 1957, con música de Leonard Bernstein y letras del recién fallecido Stephen Sondheim, Amor Sin Barreras impactó a Spielberg, quien siempre buscó la forma de hacer su versión para la pantalla grande. “Mis padres me criaron usando música, por eso siempre la he utilizado como una especie de ‘hacedora de paz’, como una manera de encontrar y comunicar con la gente”, compartió en entrevista telefónica a Esquire México.

West side story

Foto: 20th Century Studios

El cine de Steven Spielberg habla con imágenes... y música

Desde el principio, la filmografía de Spielberg está plagada de momentos musicales: Tiburón (1975) inicia con violines frenéticos que anunciaban la ominosa presencia del escualo, impulsado por el score de John Williams. Dos años después, con Encuentros Cercanos del Tercer Tipo (1977), utilizó la música para que la raza humana pudiera entablar comunicación con seres extraterrestres utilizando cinco notas del pentagrama. “La música es el lenguaje común entre personas que no están de acuerdo entre sí, que no tienen nada en común y que comúnmente tienen miedo y desconfianza de la cultura, raza, género u origen de la etnia a la que pertenece el otro”, explicó.

El reto de actualizar un clásico

Con esa idea en mente, Spielberg retoma la historia de Amor Sin Barreras para llevar al espectador nuevamente al barrio occidental de la Gran Manzana, a finales de los 50, pero con la mirada del siglo XXI. “Nuestra versión se basa más en el musical de Broadway de 1957, que en la película de 1961. Los creadores de esa puesta en escena de Amor Sin Barreras usaron la historia de Romeo y Julieta como inspiración, pero sin conflicto racial. “Nuestra versión de 2021 es Romeo y Julieta, pero incluyendo también el tema del racismo y la discriminación. El argumento del escritor Tony Kushner es profundamente más perturbador que el clásico de Shakespeare”, explicó.

DF-12213_R3_CROP-scaled.jpg

Foto: 20th Century Studios

El lenguaje de las manos

Quien recorra la filmografía de Spielberg, podrá ver manos por doquier. Ya sean las de dos hermanas dándose palmadas y aplausos en El Color Púrpura (1985) antes de ser separadas para siempre, que las del cartel de La Lista de Schindler (1993) con un adulto tratando de asir a una inocente niña judía antes de ser exterminada por los nazis. Ahora, las manos son las responsables de los chasquidos de dedos de los rivales Jets y Sharks en Amor Sin Barreras. “Toda mi vida me he dedicado al estudio de las manos y su significado simbólico y literal. En mis películas siempre busco una oportunidad donde las manos puedan expresar más de lo que las palabras quieren decir”, afirmó Spielberg. “En Amor Sin Barreras existe una canción, One hand, one heart (“Una mano, un corazón”), que los personajes de Tony y María se cantan el uno al otro. Ahí hay una gran conexión con las manos”, subraya el dos veces ganador del Oscar a Mejor Director Del odio al amor, sólo hay un paso Pero la violencia está en las calles, con los Jets y Sharks disputando el barrio. El elenco, integrado por más de 50 actores, cantantes y bailarines, tenía la misión de contar el drama de una comunidad dividida. “Lo que hicimos fue contar una historia acerca del poder de la ira, al igual que sobre el poder del amor. Ambos se detonan muy rápido en su estado de gracia. “En la vida, cuando nos enamoramos, la expresión en inglés es ‘to fall in love’ (“caerse en el amor”), lo que significa que hay una cierta cantidad de cosas que no puedes controlar mientras caes a un espacio donde amas a otra persona. “Sucede lo mismo con la ira y el odio. Es casi de manera instantánea. El odio contiene la misma pasión que el amor”, definió el también productor.

wss_trl1_v16a_4k_REC709_20200605_mkt_still_0008-scaled.jpg

Foto: 20th Century Studios

Personajes latinos interpretados por latinos

Uno de los aspectos que se ha criticado al filme de 1961 fue el no haber utilizado actores latinos para interpretar personajes latinos. Eso lo corrigió Spielberg, quien también recurrió a la veterana actriz boricua Rita Moreno (quien interpretó a Anita en el filme original) para dar vida a un nuevo personaje. “Le pedí a Rita Moreno no solamente que regresara para interpretar un papel creado especialmente para ella, sino que compartiera su historia de migración con los actores, especialmente con los que dan vida al bando de los Jets, que representan al emigrante blanco. “Ella ha experimentado en carne propia la experiencia de que, por ser originaria de Puerto Rico, casi toda su carrera fue encasillada a tener que interpretar de todo, menos a una puertorriqueña”, comentó.

DF-31557_R2-scaled.jpg

Foto: 20th Century Studios

Para Steven Spielberg, el amor todo lo cambia

Y en medio de todo, la escena en que Tony y María se conocen en el baile del barrio, evocando a Romeo y Julieta con su celebración del inicio del primer amor, y apuntando a un destino que detonará en drama y violencia. “La idea era que ambos se sintieran como atravesados por un rayo. Es el momento clásico donde, en medio de una habitación abarrotada de gente, se encuentran un hombre blanco con una mujer puertorriqueña. “Ellos no piensan en el color de su piel, no piensan incluso en sus orígenes de pobreza en la ciudad, sino que sólo pueden ver los ojos del otro. “Quise enfatizar eso en la película, el gran misterio del amor cuando dos personas se encuentran contra todo tipo de posibilidades, incluso en las peores circunstancias, para luego tratar de sostener su relación mientras que los dos lados que representan, Sharks y Jets, tratan de separarlos”, añadió.

Hay un lugar para todos

Una pregunta clave para el mensaje del filme se encuentra en la letra de una de las canciones de Sondheim, que inicia casi en pregunta y luego se convierte en aseveración: “Hay un lugar para nosotros”. Al respecto, Steven Spielberg señaló: “significa que sí existe ese sitio, uno en el que gente de distintas razas encuentre un lugar en común a través de la empatía, sintiéndonos conectados en el aquí y ahora. Y sí, por medio del amor”, remarcó. Finalmente, Spielberg compartió un consejo dedicado a toda esa generación de niños y jóvenes que crecieron viendo sus películas: “Mis padres nos enfatizaron que no importa cuáles son las primeras impresiones de la gente que conocemos, siempre hay que tratar de encontrar las cosas buenas. Eso es algo que se ha quedado conmigo de por vida”, concluyó. Sigue leyendo...

Keanu Reeves disfruta del presente y lo celebra con Esquire

Kenny G, como su música, inmune a las críticas

>> Te puede interesar
Descubre por qué la actriz Rebecca Ferguson nos hace perder la cabeza. Te lo mostramos y contamos aquí. Seguramente estarás de acuerdo con nosotros
En su visita a México, tuvimos la oportunidad de conversar con Iván Álvarez, Mr. Supranational 2023, acerca de su experiencia en este prestigioso concurso internacional
Mucho antes de ser Elvis, Austin Butler demostró determinación para triunfar en Hollywood. Hoy vuelve con dos proyectos muy esperados: “Masters of the Air” y “Dune: Part Two”. Y una ambición imparable que plantea la pregunta: ¿será la próxima gran estrella del cine?
Mientras se prepara para el lanzamiento de su primer álbum en más de cinco años, además de un tour masivo, Lenny Kravitz, el ícono del estilo y del rock & roll nos habla íntimamente acerca de la familia, su fe, el sexo, el amor y su legado