¿Por qué esta foto de Leo Messi con túnica negra indigna al mundo?

lionel messi

Todo campeonato mundial de fútbol tiene una foto que en unos pocos bytes recorre el globo en cuestión de segundos. Igual suerte corrieron Cannavaro, Casillas, Neuer, Lahm, Lloris. El turno le llegó, ayer en Qatar, el argentino Lionel Messi quien levantó la copa al cielo siguiendo una antigua tradición introducida por un brasileño - Hilderaldo Bellini, en 1958. Hasta ahora todo bien, ¿verdad? Sin embargo, hay un detalle muy importante y es que Messi, levanta los más de seis kilos de oro macizo, cubierto por una túnica bastante curiosa. Pero, ¿qué es esa túnica negra?


Te puede interesar:

Di Matteo Albanese

Messi y la foto con el bisht, la ‘túnica’

Se llama bisht y es una prenda tradicional masculina de los países del Golfo Pérsico. Es una vestimenta típica que se suele llevar en bodas y fiestas, por lo que, tras un torneo de 64 partidos, que tuvo a Messi como protagonista, no parecería un escándalo que se lo pusiera. Después de todo, la Copa del Mundo en Qatar también celebra la cultura y la tradición del país anfitrión, pero la FIFA parece estar en contra e incluso los patrocinadores de la Selección Argentina seguramente no estarán contentos con la túnica negra que cubrió sus logotipos. De hecho, la revista Panorama escribe sobre una “túnica que mancha la historia”, mientras otros se preguntan si esa ceremonia del emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani, no es un truco. Lionel Messi, quizás avergonzado, acepta el ritual. Él se inclina. Se lleva a cabo la solemne investidura, ¿qué le importa a él, después de todo? – levanta la copa. Y se toma la icónica foto, que lleva consigo doce años de trabajadores migrantes muertos, connotaciones geopolíticas y discusiones sobre el impacto de los estadios construidos específicamente para un Mundial, las catedrales en el desierto. Uno en concreto se llama 974 Stadium, fue inaugurado en noviembre de 2021 y está formado por 974 contenedores navales reciclados: el número no es casual, dado que +974 es el prefijo telefónico de Catar.

¿Qué es el bisht que usó Messi?

Pero volvamos al bisht. Quizás, el Emir de Qatar hace que Lionel Messi lo lleve porque es el 18 de diciembre de 2022 y, además de ser una final del Mundial el domingo antes de Navidad, también es el día nacional de Qatar. Procede del 18 de diciembre de 1878, cuando Jassim bin Mohammed al-Thani unificó las tribus locales dando una identidad nacional al país que antes de él gobernaba su padre, el jeque Mohammed Bin Thani. Así que Messi se pone la vestimenta, porque a lo mejor es un día especial. Quién sabe si Maradona lo hubiera hecho. Eso sí, medio mundo llora de indignación: al Messi doblado, obligado a llevar la bisht que certifica implícitamente el dominio de Qatar. ¿Será verdad? Quién puede culpar a Leo, con una FIFA más complaciente que nunca personificada por un Gianni Infantino neutral (¿qué esperarías, de un suizo?). Y entonces, ¿el mundo se habría mostrado igualmente reacio si hace cuatro años Hugo Lloris hubiera lucido una piel de oso recibida de manos de Vladimir Putin?

¿Qué simboliza el bisht de Lionel Messi?

El bisht era la prenda que vestían los guerreros después de las victorias en la batalla. El guerrero Messi ganando para su país, Argentina. Es una capa que generalmente se usa sobre una túnica blanca llamada thobe, símbolo de prestigio. Se obtiene a partir de pelo de camello y lana, suave en verano y cálida en invierno. No es casualidad que lo lleven líderes tribales, reyes e imanes. Es para el mundo árabe, lo que un esmoquin y corbata serían para Occidente. Sin embargo, tenemos que ver el gesto con algo de crítica y desdén. Así, Messi levantando la copa con el bisht negro en medio de una avalancha de compatriotas con las (canónicas) camisetas albicelestes se convirtió en noticia. ¿Respeto o dominación?

Lionel Messi, Di María y tres finales perdidas

Sin embargo, Lionel Messi levantando la copa, vistiendo la bisht no debe opacar por completo la fiesta. Porque Leo Messi ha jugado ocho finales en su carrera: ganó la primera en Holanda en Utrecht, el 2 de julio de 2005, un Mundial Sub-20. Le siguieron cuatro finales perdidas, tres de Copa América (2007, 2015 y 2016) y tres seguidas, si sumamos el Mundial de 2014. Sí, Messi ganó la final en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, con goles de Ángel Di María, pero definitivamente faltaba algo. Y fue así que, en el verano de 2021 -con goles de Di María- Messi ganó la Copa América sobre Brasil. Y de nuevo anoche -otra vez con goles de Di María- Messi ganó el Mundial. Los números hablan más que las palabras. Messi está entre los únicos seis que han jugado en cinco Mundiales y es el que más partidos ha disputado (26, 19 como capitán) y más minutos (2,317), además de ser el máximo goleador argentino de la historia con 13 goles. Mejor que los 10 de Batistuta, los 8 de Maradona, los 6 de Kempes o los 5 de Higuaín. Messi es el único que ha marcado en su adolescencia, durante sus 20s y 30s en un Mundial. Una historia increíble que entre el primer y último gol abarcó dieciséis años y 184 días. ¿Hay algo más que agregar?

“Espero que Diego haya disfrutado del partido”

Vale, queda el triunfo absoluto de Leo Messi, en su vigésimo sexto y último partido en un Mundial. Incluso Didier Deschamps, un poco antes, había dicho medio en broma que algunos franceses, esperaban la victoria de Messi, ya sea para cerrar ese maldito círculo o para darle un final feliz a una historia de éxito, que incluye siete Balones de Oro y un montón de trofeos para los dos clubes, Barcelona y PSG. Además, en el primer Mundial sin Maradona, quien murió en noviembre del 2020 a los sesenta años. Asimismo, el campeonato se consiguió con el segundo técnico más joven que ha llevado a un país a una final mundialista y se llama Lionel como Messi, es el exjugador de la Lazio, Scaloni, tiene 44 años y dijo: “Espero que Maradona disfrute el partido desde allá arriba”. Mejor que Scaloni, sólo su compatriota César Luis Menotti, quien de treinta y nueve años en 1978 llevó a Argentina a ganar la primera de las tres Copas del Mundo conquistadas. Era 1978, con un doblete de Mario Kempes en la final. Le siguen 1986 con la genialidad de Maradona y 2022 con Leo Messi al frente. Pero, ¿habría usado Maradona ese traje tradicional que ahora sabemos que se llama bisht? Sigue leyendo: Todas las camisetas del Mundial 2022, desde la más fea hasta la más bonita Avatar 3 está casi lista, pero ¿llegaremos a verla? Minx, la serie porno-feminista que debes ver antes de que HBO Max la elimine de su catálogo Vía Esquire It

>> Te puede interesar
El piloto mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez se prepara para afrontar la temporada 2024 de la Fórmula 1 con el objetivo de mejorar su rendimiento y subir al podio en varias carreras. Repasamos los Grandes Premios donde tiene más posibilidades de lograrlo, basándonos en su desempeño en temporadas anteriores y en las características de cada circuito
La espera ha terminado. Vuelve la Fórmula 1 a la actividad
El exjugador de Pumas y Barcelona FC, Dani Alves, ha sido condenado a 4 años y 6 meses de cárcel por agresión sexual. Conoce todos los detalles y las repercusiones de esta sentencia en el mundo deportivo
La Fórmula 1 se prepara para su regreso con la pretemporada en Sakhir, donde Sergio ‘Checo’ Pérez probará el RB20. Conoce los detalles de su participación y las expectativas para la temporada