Maratón: Guía imprescindible para triunfar en tu primer carrera

Correr un maratón es una meta para muchas personas que se quieren iniciar en las carreras de resistencia. 42 kilómetros se dicen fácil pero completar la distancia requiere mucho más que solo desearlo


maraton-cdmx.jpg

Prepárate para tu primer maratón

Unsplash

El entrenamiento para correr tu primer maratón requiere de meses de preparación para llegar en óptimas condiciones al gran día pero, también, es importante el fortalecimiento espiritual y mental. Checa estos siete excelentes consejos:

1. Estar preparado para el dolor. Correr la distancia de 42,19 kilómetros no es peccata minuta. Aunque se tenga cierta experiencia en correr o seas un novato, lo cierto es que hasta los maratonistas más experimentados han pensado en colgar la toalla antes de llegar a la meta debido al dolor corporal o al agotamiento. También es probable que se sienta un poco de enojo, si es así, no hay por qué espantarse. Confiar en el poder de la mente y no parar debe ser el mantra. Todos los que van a tu lado seguramente están pasando por lo mismo. Automotívate y recuerda: “El dolor es temporal, el orgullo es para siempre”.

2. Entrenamiento gradual: Seguir un plan de entrenamiento meses antes de la carrera es lo ideal para preparar al cuerpo para resistir, igual que la capacidad pulmonar. Pero si por alguna razón no hubo una preparación suficiente, no es aconsejable sobreexigirse porque terminarás con una lesión, incluso, grave. Hay que tomarlo con muuucha calma y vive la experiencia. ¿Nuestro consejo? Si no hubo una buena preparación previa, lo mejor es entrenar mejor para la siguiente carrera.

3. Mantén un ritmo constante los primeros kilómetros: Muchos corredores empiezan su maratón dando toda su energía pero eso no es lo conveniente. Lo ideal, según el atleta olímpico Meb Keflezighi, es mantener un ritmo constante hasta cerca del kilómetros 30, le dijo a The Washington Post. Después de ese punto, ve por la meta y acelera. ¡El triunfo es tuyo!

mujer-maraton.jpg

Mujer maratonista, cansada, pero motivada

Unsplash

4. Dormir, comer e hidratarse bien: Antes del maratón es ideal tomar un rest day y dormir mínimo ocho horas. Descanso total. La hidratación es esencial y más para un maratonista. No olvidar las bebidas con electrolitos de verdad y evitar los dulces. En cuanto a los carbohidratos, se recomienda comer los que son complejos “con almidón para maximizar su suministro de glucógeno”, aconseja Cleveland Clinic.

5. Zapatos adecuados y cuidado de los pies: Por favor, que no sea una ocurrencia estrenar tenis el día del maratón, la recomendación es llevar el calzado deportivo que está más amoldado a los pies, no importa que se vea gastados. El secreto es que los tenis tengan buena tecnología pero, también, que no vayan a sacar ampollas. Ouch. También, las uñas deben estar recortadas y no es lo óptimo abusar de las cremas o vaselina, solo se pone en las zonas donde hay más fricción.

6. Llegar con tiempo: Antes de la carrera es importante realizar ejercicios de calentamiento y estiramiento. No hay razón para que este punto se olvide.

7. Desayuno el día del maratón: Evitar la sobrealimentación. Lo ideal es comer alimentos saludables, poderosos y que te mantengan ligero.

¡Buena suerte en tu primer maratón! Un buen consejo es visitar a tu médico previo a la carrera. Recuerda que completar la distancia es un gran logro en sí mismo.

>> Te puede interesar
Te contamos por qué querrás cambiar tu suplemento habitual por esta opción de proteína más completa y efectiva
Lograr un abdomen definido es un objetivo común, pero no siempre fácil de alcanzar. Los expertos nos explican cómo el porcentaje de grasa corporal, la alimentación, y el tipo de entrenamiento son claves para mostrar un six pack este verano
Determinar el número ideal de repeticiones en tus entrenamientos es esencial para maximizar los resultados y evitar lesiones
Descubre cómo la avena puede convertirse en tu aliada para ganar masa muscular, la manera adecuada de consumirla y los beneficios que aporta a tu dieta y rendimiento físico