Las 20 mejores películas de terror psicológico

mejores películas de terror psicológico

A medida que se acerca Halloween, el cuerpo va pidiendo sustos. El plan de una peli de terror abajo de las cobijas, un sábado por la noche es la dura prueba de todos los años con el Halloween: la cobija, en concreto, es perfecta para protegerte de cualquier cosa que salga de la pantalla (o de abajo de la cama) o al menos o, como mínimo, para taparte los ojos de las matanzas, tragedias y criaturas infernales que empiezan a aparecer cuando pones alguna de las mejores películas de terror psicológico. Por Antonio Rivera Buen cine de miedo hay para todos los gustos. Está el clásico, el de los monstruos pop, el gore, los slashers ochenteros, el giallo italiano, las franquicias que exprimen el jumpscare, el nicho asquerosillo del splatterpunk...


Puede que te interese:

Pero aquí estamos para centrarnos en una sola de esas aparentemente infinitas subcategorías: las películas de terror psicológico. Un terror denso y pegajoso, pero no por exceso de vísceras (no es que falten), sino por lo difícil que es luego sacárselo de la cabeza. Terror del que se queda contigo cuando se apaga la pantalla. Estas películas te dejan con el cerebro tan contaminado de angustia, perfidia y desastre que dan ganas de meterlo a la lavadora. Pero eso no significa que las películas de terror psicológico de esta lista se queden en la mera investigación detectivesca. Aquí buscamos algo más: un puntito extra de tensión, de sucesos inexplicables y de fuerzas malvadas que trascienden lo humano; otra vuelta de tuerca (guiño, guiño) a la experiencia cinematográfica basada única y exclusivamente en el malestar. En definitiva: pasar un buen rato pasando un muy mal rato. Es imposible no hacerlo con estas 20 películas del terror psicológico.

The Shining

No había otra manera posible de arrancar esta lista. Por su rompedora estética, por la imposible interpretación de Jack Nicholson, por tantas estampas dejadas para los anales de la cultura popular (Redrum, las niñas del triciclo, la sangre del ascensor)... Por mucho que a Stephen King no le gustara ni un poquito la adaptación que hizo Kubrick de su novela, nosotros le rendimos obligado homenaje. Mírala aquí.

Vivarium

Continuamos abriendo boca con esta parábola inmobiliaria asfixiante protagonizada por Jesse Eisenberg e Imogen Poots, no tan reconocida como se merece. Terror del que incomoda y por partida doble: una pareja en busca de una nueva casa acaba perdida dentro de una urbanización de suburbio homogénea y aparentemente infinita; para rematar, les dejan a cargo de un extraño bebé. Si lo crían con éxito, serán libres. Mírala aquí.

Mother!

No hay película de Darren Aronofsky que no estrese, pero lo de Madre! se lleva las palmas. Jennifer Lawrence y Javier Bardem lideran esta propuesta ahogada dentro de una casa de campo, casi teatral, que comenta de forma magistral sobre la religión, la ecología o la idea del ídolo. Tan tenebrosa como intensa. "¿Y el Cisne negro qué?” No te preocupes, luego volvemos a ella (más o menos). Mírala aquí.

Seul contre tous

Quizá la obra de Gaspar Noé encaje mejor en una lista de películas provocadoras (en lo sexual y en lo formal), pero el primer largometraje del cineasta argentino puede calificar también perfectamente como terror. Quizá lo más violento que ha dirigido Noé (que ya es decir), Solo contra todos es una película puntuada por las deflagraciones de violencia extrema habituales en su cine, pero además se adereza con una insoportable narración en over del lunático protagonista que revuelve las tripas todavía más.

Funny games

El director y guionista austriaco Michael Haneke tiene fama de maltratar a sus personajes, y no hay nada para resumir una filmografía tan inquietante como la versión original de Funny games (a la que siguió pronto un remake de Hollywood. La premisa: dos jóvenes allanan la casa de una familia burguesa para torturar a sus miembros. Contarte algo más sería arruinarte la experiencia.

Get Out!

Jordan Peele no podía quedarse fuera de cualquier enumeración de películas de terror psicológico que se precie de titularse así. El cineasta se ha proclamado, en apenas unos años y con una filmografía más bien escueta, como la referencia contemporánea indiscutible a la hora de representar los miedos de la psique. Pero antes de triunfar con ¡NOP! y Us, un casi desconocido Peele conquistó al mundo con esta pesadilla de un chico negro atrapado en el barrio blanco de los padres de su novia. Mírala aquí.

Mandy

Para ser Nicolas Cage no basta con convertirse a uno mismo en un meme andante. El sobrino de Coppola puede permitirse haber devenido en un chiste interminable porque, además, de vez en cuando entrega peliculones como este. Y no es que Mandy no incluya material de parodia: Panos Cosmatos, el director, se sirve de la ridiculez de su estrella para facturar salvaje terror en dos mitades, una más atmosférica y otra de sobrecogedora explosión gore. Mírala aquí.

Hush

Si eres más de series que de pelis, seguro que estás echando de menos por aquí a Mike Flanagan y joyas suyas como La maldición de Hill House o Misa de medianoche, dos grandes ejemplos televisivos de historias en las que la mente humana resulta tanto o más terrorífica que los monstruos. Antes de hacer aquellas series, estrenó en exclusiva en Netflix esta historia desquiciante con allanamiento de morada y protagonista sorda. La protagonista, Kate Siegel, que además es su esposa, te sonará de otros trabajos suyos. Mírala aquí.

Misery

Volvemos a Stephen King. En esta ocasión, para una película de terror psicológico basada en su obra que sí le gustó. Quizá porque el escritor es fan declarado de Rob Reiner, quien, además de dirigir Misery, se encargó de Cuenta conmigo, otra adaptación de sus trabajos. Este es ni más ni menos el terror que atormentó la psique del propio King durante un tiempo, cuando tuvo un par de encuentros traumáticos con fans fuera de sus cabales. Algo parecido ocurre en la película, pero no queremos contártela. Mírala aquí.

Midsommar

Si el éxito actual de Jordan Peele fuera un casete, en la cara B estaría Ari Aster. Este último director, con un CV de largometrajes también brevísimo, se ha convertido en otra de las puntas de lanza del cine de terror de los últimos años. Solo ha dirigido dos películas: Hereditary, más gótica y oscura, y esta, que es toda malestar, náuseas, banda sonora de las que enloquecen e imágenes retorcidas a plena luz del día. Mírala aquí.

¿Quién puede matar a un niño?

Más que curtido en sus televisivas Historias para no dormir y su primera película, La residencia, Narciso Ibáñez Serrador puso con esta segunda y última cinta suya la bandera en una terrorífica cumbre que nadie volverá a alcanzar jamás. Pareja de vacacionistas extranjeros, soleado pueblo levantino, chiquillos demoniacos al acecho. Insuperable.

The Witch

Otro debut de los grandes nombres del cine perturbador moderno. En este caso, el de Robert Eggers, que, antes de dirigir El faro y El hombre del norte, fascinó a propios y extraños con esta película en la que se confunden lo sobrenatural con lo real y el satanismo con la superstición de unos colonos ultrarreligiosos que se aíslan en un bosque. Fue la carta de presentación de Anya Taylor-Joy. Mírala aquí.

The Other

La anterior no es sino una heredera directa del American Gothic en el que hizo cima en 1972 el director de esta película, Robert Mulligan. Ambientada en los años treinta, pero con mucho de costumbrismo rural yanqui marca Norman Rockwell, cuenta la historia de dos hermanos gemelos que pasan el rato haciendo travesuras en la granja familiar y los alrededores, hasta que las trastadas se vuelven sangrientas.

Buried

También hay talento español en el cine de terror psicológico. Y del mejor. Buried es sin duda el trabajo más reconocible de Rodrigo Cortés: no todos los días consigue un director nacional alistar (por carta y mediante Scarlet Johansson) a Ryan Reynolds para una película sobre un soldado americano metido en un ataúd en plena guerra de Irak durante 90 minutos. Pelos de punta. Mírala aquí.

We need to talk about Kevin

Las últimas polémicas protagonizadas por Ezra Miller no son nada comparadas con las pifias que hace su personaje en esta película de Lynne Ramsay, directora infravalorada donde las haya y maestra absoluta de las atmósferas nocivas y violentas. La película cuenta la relación de una madre, Tilda Swinton, con su problemático hijo, desde que es un recién nacido hasta que tiene edad para hacer auténticas barbaridades. La oscuridad de lo cotidiano. Mírala aquí.

Perfect Blue

Ya que Aronofsky está en la lista, es justo que aparezcan también Satoshi Kon y su película de anime Perfect Blue, de la que el primero se copió Cisne negro prácticamente enterita. Kon, ya fallecido, era un pope de la animación japonesa más inclasificable: a veces, por la vía de la ciencia ficción (Nolan le fusiló también Paprika para hacer Origen) y otras, por el camino de las psicologías más perturbadoras que atraviesan la cultura del País del Sol Naciente.

El orfanato

Segunda ración de terrorífico talento español con la película que puso a J.A. Bayona en el mapa. Antes de los dinosaurios y del tsunami (literal y figurado) de Lo imposible, el barcelonés dirigió uno de los filmes de terror más emblemáticos del siglo XXI. Fantasías infantiles que degeneran en imágenes que te atormentan en una cinta que apadrinó Guillermo del Toro y protagonizada por Belén Rueda, musa del fantaterror español de los 2000. Mírala aquí.

Split

No nos habrían perdonado que dejáramos fuera de una lista de las mejores películas de terror psicológico a M. Night Shyamalan, cara visible del subgénero durante años. Por no abusar de la clásica Sixth Sense ni recurrir a la solvente pero aún muy fresca Tiempo, nos quedamos con esta otra, que contiene uno de los trabajos de interpretación más espectaculares de James McAvoy —como un hombre con trastorno de identidad múltiple—, da espacio a Anya Taylor-Joy y, además, engarza con El protegido para formar una trilogía de superhéroes al margen de Marvel que cierra Glass. Mírala aquí.

American Psycho

No exenta de controversia, esta película adapta al cine la novela de Bret Easton Ellis, exponente de la literatura de la Generación X y escritor de estilo tan escabroso como el propio filme. Aunque ha sido tan alabada como criticada, no puede negarse la permanencia de su corrosivo imaginario, merced a uno de los papeles más icónicos y terroríficos de Christian Bale. ¿Queréis una experiencia cinematográfica perturbadora? Esta película os la dará. Mírala aquí.

The Blair Witch Project

Si ponemos el corte entre el terror de toda la vida y el terror psicológico en el interés de este último por los efectos del miedo y la enajenación en la psique humana, más allá de las fuentes concretas de esos temores, El proyecto de la bruja de Blair no puede quedarse fuera del recuento. Aunque, técnicamente, sí recurre a mostrar lo perturbador en pantalla, al golpe de efecto final lo preceden otras tantas secuencias de pura asfixia mental que compensan con creces. Es, además, un ejemplo de buen cine de terror realizado con los mínimos medios y uno de los casos más tempranos de marketing cinematográfico viral en Internet. Mírala aquí.

Sigue leyendo:

Las 10 mejores películas de terror que ver en Halloween Cómo ver todas las películas de Rápido y Furioso en orden cronológico Eva Green: las películas que no te puedes perder (incluyendo aquellas donde salió desnuda) Así lucen ahora las gemelas de ‘The Shining’ Vía Esquire España

>> Te puede interesar
Te contamos sobre la fecha de estreno de “Dune 2" en la nueva plataforma Max, ofreciendo uno de los platos fuertes para sus suscriptores desde el primer día. Conoce más sobre la epopeya espacial de Denis Villeneuve y las futuras producciones que expandirán el universo de “Dune” en la pantalla
Netflix se prepara para el estreno de “El Capitán”, un documental que narra la vida y trayectoria de Rafael Márquez, uno de los futbolistas más destacados de México
Netflix ha lanzado un emocionante adelanto de la tercera temporada de “Heartstopper”. Descubre todo sobre los nuevos episodios, incluida la fecha de estreno y lo que nos espera en esta apasionante continuación
El reconocido actor, ganador del Oscar en 2019, ha sido confirmado como el protagonista de una ambiciosa película sobre la Fórmula 1 que promete ser una de las más costosas en la historia del cine internacional