Excusas (muy creíbles) para no ir al trabajo

Excusas (muy creíbles) para no ir al trabajo

NINGUNA EXCUSA ES VALIDA.

UN VERDADERO HOMBRE CUMPLE CON SUS RESPONSABILIDADES.


Porque todos tenemos un día feo en el que no nos gustaría ir a la oficina.

Todo comienza pasada la media noche: empiezas a dar vueltas en la cama, ves como el reloj corre y sientes que el tiempo pasa más rápido de lo que deseas. Y llega el momento, se te ha hecho demasiado tarde y decides inventar una excusa para no ir a la oficina. Como posiblemente a esas horas estés aturdido y tu cabeza no riegue todo lo suficiente, te elaboramos una lista para que tu coartada sea simplemente perfecta. (Faltar a tus obligaciones nunca fue tan fácil y tentador). 1. Empecemos por un clásico: una avería en casa, se ha roto una cañería, tienes humedad o el calentador no funciona, y claro, el técnico va a llegar durante la mañana y no puedes dejarlo solo. 2. Tienes alergia porque el día ha amanecido muy cargado -y crees que te durará toda la mañana, hasta el día siguiente-.

(Esto apesta a mentira y todos lo saben, pero tú te quedas en la cama)

3. La lluvia, en caso de haberla, ha atorado la puerta de tu cochera e impide que la abras y salgas con el auto. 4. Un familiar cercano de otro estado ha caído enfermo y tienes que llevar a la familia, además de ir a verlo. Muy usada, pero muy efectiva. 5. Tu loro/ perro/ gato o mascota ha pasado una noche horrible y estás preocupado. Definitivamente tienes que llevarlo al veterinario.

(Detente, esto no se lo ha creído nadie)

6. Perdiste las llaves de casa y no puedes salir de la misma hasta que las encuentres (esta excusa suele tener una esperanza de vida de un par de horas). 7. El vecino te ha inundado la casa con una tubería, cosa que no dependía de ti (como puedes ver el agua es un factor importante a la hora de inventar excusas). 8. “¡Que crees! Creo que mi sobrino pequeño me ha contagiado piojos” Y tranquilo, nadie requerirá tu presencia en la oficina. 9. Intentaron robarte en casa y te rompieron la chapa, necesitarás mediodía para que te la cambien. Con el drama nadie te recriminará nada. 10. Y si ya has agotado todas las opciones anteriores (y milagrosamente mantienes el empleo), decir que la reja eléctrica de tu cochera se ha estropeado y necesitas que vengan a abrirla puede ser una buena jugada. ¡Suerte y disfruta de tu día libre!

(Si nada de esto te funciona, un ataque de un oso será efectivo para provocar tu despido)

Crédito de foto: Universal Pictures.

>> Te puede interesar
San Miguel de Allende siempre es un buen plan. Sin duda es un destino mágico con cultura, aventura, gastronomía, ahora con la experiencia culinaria de PRIME Steak Club les va a encantar
Descubre la historia y el legado detrás de los “Cinco Grandes” de Ferrari, una colección icónica de superdeportivos que serán parte de una subasta millonaria
Lujo y hospitalidad de primer nivel en el nuevo hotel Edition
Descubre los secretos para disfrutar del vino como un experto con nuestra guía completa. Aprende cómo servir, agarrar la copa, catar y disfrutar el vino de manera adecuada, siguiendo el protocolo y las buenas prácticas