Las mejores películas sobre la Reina y la Familia Real

mejores películas reina isabel

Ningún célebre personaje del Siglo XX ha tenido tanta presencia en pantalla como la reina Isabel II. Un montón de películas, comedia general, dramas sobre el estado de la nación, animaciones infantiles deslumbrantes, cuasi-horror claustrofóbico: cuando los directores y escritores querían decir algo sobre un Reino Unido donde las cosas se estaban volviendo extrañas, hacían que la Reina lo dijera por ellos. Por: Tom Nicholson Su reinado no fue en el que Shakespeare se hubiera basado para obtener material de inspiración. ¿Decapitaciones? Cero. ¿Guerras fratricidas? Nada. ¿Búsquedas de venganza contra un intruso que regresó del futuro a matar a su padre y se casó con su madre? Ni hablar. Durante mucho tiempo en pantalla fue la misma Reina que aparece en los sueños de ansiedad y con la mirada enfocada a lo lejos en los sellos postales, más poder y altivez en una tiara y menos una persona de carne y hueso. Pero después de The Queen de Peter Morgan y Stephen Frears en 2006, su reserva y moderación se convirtieron en algo más dramático y rico, y eso solo se agudizó a medida que envejecía. En The Crown, Claire Foy se burló de ella para convertirla en una Reina incierta, en busca de un nuevo comienzo mientras estaba desesperada por preservar algún sentido del pasado. Ella no era ‘uno de nosotros'; ese era precisamente el punto. Pero como símbolo de un país aguantando en un silencio desesperante, dio una de las mejores actuaciones.

Mejores películas sobre la Reina Isabel II

The Queen (2006)

Es una señal de cuánto Frears y Morgan (y Helen Mirren) transformaron a la Reina de un recipiente vacío en un personaje cuyas aguas tranquilas eran tan profundas que Mirren solo necesitaba estremecerse aquí o temblar allá para ganar un merecido Oscar. Después de la muerte de la princesa Diana, la realeza se ajusta al protocolo y al precedente. Pero es Tony Blair (un brillante Michael Sheen) y su aplastante gobierno laborista los que capturan el estado de ánimo repentinamente traumatizado. La revolución estuvo, brevemente, en el aire. Mírala aquí.

Royal Family (1969)

Los vientos de contracultura de los años sesenta plantearon algunas preguntas difíciles para la realeza. “A la mayoría de la gente le importa mucho menos [la realeza] que antes”, dijo el Sunday Telegraph en 1967, “particularmente los jóvenes, muchos de los cuales consideran a la Reina como cuadrada”. La solución, un documental con pájaros en el alambre que ofreció un acceso sin precedentes a los asuntos cotidianos de la monarquía, se consideró en ese momento como algo que hacía que la realeza fuera muy tangible. La reina estuvo de acuerdo, y Royal Family no ha estado en la televisión desde 1977. Vale la pena por las tomas iniciales de Carlos pescando en Escocia, andando en bicicleta por una calle principal y practicando esquí acuático solo.

Elizabeth R: A Year in the Life of the Queen (1992)

Cuarenta años después de tomar el trono, apareció otro documental completamente aprobado sobre la Reina con la idea de descubrir qué había escondido bajo la alfombra. La narración de la Reina lo logra, pero el ritmo pausado encuentra algo más profundo. Esta vez no hay reuniones familiares incómodas, sino un flujo constante de funciones, fiestas, retratos, cortes de listón, plantaciones de árboles y nombramientos de barcos, que gradualmente se convierten en un retrato accidental de lo tedioso que era su día a día. https://www.esquirelat.com/estilo/salud-la-reina-isabel-toma-4-cocteles-diarios-para-mantenerse-joven/

Spencer (2021)

En las décadas posteriores a Elizabeth R, los cineastas regresaron a los nerviosos 90s de la realeza por su rico contenido dramático. El guion ligeramente exagerado del escritor de Peaky Blinders, Steven Knight, lo aprovecha como ninguno. La atención se centra en un solo fin de semana en Sandringham en 1991, donde la princesa Diana se encuentra aislada y desmoronándose. Es una pieza que tiene más en común con The Innocents o The Yellow Wallpaper que con The Crown. La Reina de Stella Gonet se mantiene al margen, sin embargo Spencer muestra el daño que se produce al poner la empresa por encima de todo. Vela aquí.

Elizabeth: A Portrait in Parts (2022)

En los últimos 70 años ha habido más que suficientes búsquedas en los archivos que reúnen el recorrido estándar de la vida de la Reina (infancia, ascenso al trono, coronación, los Beatles, la mediana edad, los horribilis 90s, la abuela de la nación). Esta fue una forma más lúdica y astutamente subversiva de celebrar el Jubileo de Platino, uniendo clips que habrás visto antes (muchos saludos) con otros que definitivamente no has visto (el lado B de una entrevista al estilo Adam Curtis; un viaje de 1992 a Dresden en el que fue abucheada rotundamente) y una banda sonora que va desde George Formby hasta Stormzy. Ataca tanto al sueño de la Reina como a la mujer de carne y hueso sobre la que fue proyectado. https://www.esquirelat.com/entretenimiento/alguien-pidio-que-pusieran-un-dragon-junto-a-la-reina-isabel-ii-y-la-cosa-se-descontrolo/

The King’s Speech (2010)

Parte de la confusión mental en curso de dejar atrás a Isabel II es el hecho de que su partida representa el fin de la idea de que somos el mismo país que derrotó al fascismo. Mientras estaba viva, podías entrecerrar los ojos e imaginarla como un vínculo vivo con el mito fundacional de la Gran Bretaña moderna; ahora se está escapando de la memoria viva. Así que, aunque no tiene un papel muy importante en la película de Tom “Yo también hice Cats” Hooper sobre su padre Jorge VI (un aterrado Colin Firth) luchando por decir cualquier cosa, además de “bollocks”, mientras la guerra asechaba a Europa, The King’s Speech se suma a ese vago sentido y traza su lugar en él. Vela aquí.

A Royal Night Out (2015)

El día de la victoria en Europa, las princesas Isabel y Margarita, que entonces tenían 19 y 14 años, aparecieron en el balcón del Palacio de Buckingham con el rey y la reina para saludar a la multitud. Rápidamente, quieren mezclarse entre ellos. Esta alegre película es algo así como una versión muy elegante de American Graffiti, en la que las valientes jóvenes se meten en líos románticos en su gran noche en la ciudad. Bailan la conga en el Ritz, Margaret se cuela en un antro ilegal de apuestas y Elizabeth tiene que ir a buscarla. “Creo que fue una de las noches más memorables de mi vida”, dijo la Reina en 1985. No es una de las películas más memorables de su vida, pero es bastante buena. Vela aquí. Este artículo apareció primero en Esquire UK

Sigue leyendo:

La Reina se tomaba cuatro cocteles diarios para mantenerse joven Alguien pidió que pusieran un dragón junto a la reina Isabel II y la cosa se descontroló Así despidió el mundo de la política a la Reina Isabel II

>> Te puede interesar
CD9, la exitosa boyband mexicana que anunció su separación en 2021, se reunirá en julio de este año. Conoce la historia de la banda, quiénes son sus integrantes, su trayectoria musical y qué han hecho individualmente desde su separación
CD9, la icónica boyband mexicana, regresa con un esperado show de despedida, luego de 6 años de pausa. Alan Navarro, Jos Canela, Alonso Villalpando, Freddy Leyva y Bryan Mouque se unen nuevamente para brindar un espectáculo único a sus fans
Descubre los estrenos más emocionantes que Netflix tiene preparados para abril. Desde clásicos como “La lista de Schindler” y “Forrest Gump” hasta nuevas series y documentales como “Rocketman” y “En equipo: El triplete del Manchester City”, Netflix ofrece una amplia variedad de contenido para todos los gustos
Descubre las impactantes primeras imágenes de Christian Bale como el monstruo de Frankenstein en la película “The Bride” dirigida por Maggie Gyllenhaal