Los tres mosqueteros: D’Artagnan es solo el comienzo de una nueva franquicia

Luego vendrá Los tres mosqueteros: Milady, en un esfuerzo por sacar el máximo partido a la novela de Dumas. El problema es que esta película no tiene alma.

Los tres mosqueteros dartagnan

Cortesía

Los franceses lo intentan de nuevo. Ahora llegan a los cines Los tres mosqueteros: D’Artagnan y el año que viene Los tres mosqueteros: Milady, que adaptan lo más fielmente posible la novela original, dividiéndola en partes como hacen las grandes franquicias americanas y organizando una larga historia que huele a demasiado larga. Acomodada en al menos 4 horas de duración total (entre las dos películas) Los Tres Mosqueteros no es sólo la historia sintética de la trama, como lo habían sido las otras adaptaciones cinematográficas, sino el intento de ampliar la historia para darle el ritmo de la novela, llena de aventuras paralelas y múltiples historias. En definitiva, la máxima del cine, es decir, la gran película en dos partes, costosa y ambiciosa con todos los grandes actores disponibles, basada en una novela cardinal y popular de la historia literaria nacional, que en lo posible se disfraza de serie de televisión. Los tres mosqueteros: D’Artagnan no solo tiene el ritmo, la duración y los múltiples arcos narrativos de diferentes personajes, sino también el estilo visual de una gran serie. Su reconstrucción de época tiene el tono y las características estilísticas de las que vemos en The Crown o Catherine the Great, con audaz corrección de color e interiores barrocos.

Por: Gabriel Niola

Todo impecable, todo con buen ritmo, pero completamente desprovisto de alma. Este Los tres mosqueteros se atraganta con las exigencias de una superproducción y nunca logra sacar a relucir entre las muchas escenas de acción el sentido de amistad de los cuatro protagonistas, no logra crear un D’Artagnan atrevido, descarado y valiente, no le da a las intrigas una verdadera seriedad, ni va un paso más allá del correcto montaje en escenas tensas. Técnicamente suficiente y sustancialmente correcta Los tres mosqueteros: D’Artagnan no tiene virtud y nunca le da una oportunidad a sus actores principales, cada uno de los cuales ha salvado malas películas en su carrera.

Esta adaptación que roba su personalidad a la industria televisiva expande cada personaje para inflar la trama y dar la impresión (como siempre quieren hacer incluso las películas estadounidenses de gran presupuesto) de una operación que vale el precio de la entrada, cuantitativamente pesada pero cualitativamente impalpable. Evidentemente, la inversión es sustancial y también las estrellas son muchas. No sólo los tres mosqueteros Vincent Cassel, Romain Duris y Pio Marmai , sino también las actrices internacionales Eva Green (Milady) y Vicky Krieps (Reina Ana) a quien se une el Rey Luis (Louis Garrel).

Los tres mosqueteros dartagnan

Cortesía

Sin embargo, la única lección que no ha sido absorbida por el cine estadounidense ha sido la de buscar siempre un director con una visión. Martin Bourboulon, ex autor de comedias y luego responsable de la hagiografía de Eiffel (sobre Gustave, el que construyó la torre), realiza correctamente el proyecto pero es incapaz de imaginar nada realmente intrigante, que haga soñar o que envuelva. No sabe ver en esa historia de capa y espada, de amores y guerras entre estados, una gran epopeya. Y si no lo ve, no puede decirlo. Por lo tanto, Los tres mosqueteros: D’Artagnan nunca se compromete realmente y desperdicia el potencial de entretenimiento, tensión y emoción de su material.

Los tres mosqueteros: D’Artagnan logra así el peor resultado, no solo siendo olvidable, sino llegando a su fin generando varias dudas sobre si ver también la próxima película. Incluso su final, que en teoría debería crear tensión para la segunda película, no parece entender el cine contemporáneo. La elección del punto en el cual interrumpir la historia va en la dirección de los clásicos, donde se habría detenido en la época de Dumas, sin considerar que décadas y décadas de referencias similares han debilitado el potencial dramatúrgico de esa elección, mientras que todos las películas contemporáneas que intentan hacer lo mismo (piensa en dónde termina El Hobbit o dónde lo dejó El Señor de los Anillos o incluso las películas de Marvel ) no quieren crear la pregunta "¿Lo lograrán?” porque todo el mundo sabe que los protagonistas lo lograrán, sobre todo si pertenecen a una novela conocida,sino que buscan generar en la audiencia la noción de que lo mejor está por empezar, como un tráiler bien hecho que promete acción e implicación, resolución y grandes enfrentamientos finales.

Cuándo se estrena Los tres mosqueteros: D’Artagnan

Los tres mosqueteros: D’Artagnan llegará a las salas de cine el próximo 14 de abril.

Mira el trailer de Los tres mosqueteros: D’Artagnan

>> Te puede interesar
El mundo del cine siempre está en búsqueda de nuevos talentos que brillen con luz propia, y uno de los nombres que ha capturado recientemente la atención de la industria es Enzo Vogrincic. Este joven actor ha dejado una marca imborrable en la pantalla grande y chica con su talento y carisma
Descubre la primera bioserie original de Max, “Sin Querer Queriendo”, que narra la vida y legado de Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”, uno de los artistas más queridos de la televisión latinoamericana
El universo de “Dune”, creado por el escritor estadounidense Frank Herbert, es una de las sagas de ciencia ficción más influyentes y aclamadas de todos los tiempos. Con una rica historia que abarca libros y películas, “Dune” ha cautivado a millones de fans en todo el mundo
La Feria Nacional de San Marcos, se prepara para recibir a una constelación de estrellas de la música internacional y nacional. Sting, Christina Aguilera, Enrique Iglesias, Belanova y Alejandro Sanz encabezan el cartel de artistas que deleitarán a los asistentes durante el evento más grande de México