Icono del sitio Esquire

Se revela el invento que dejó Steve Jobs antes de morir

Se revela el invento que dejó Steve Jobs antes de morir

Se revela el invento que dejó Steve Jobs antes de morir

Y créenos, te va a sorprender…

Fue el último gran genio en irse de este siglo. Sus inventos siguen en nuestras vidas (y bolsillos) de forma diaria y acumula 323 patentes de inventos tecnológicos. Steve Jobs nos abandonó en 2011, pero ahora se ha sabido que trabajaba en un último invento días antes de fallecer.

La patente número 324 que la oficina americana de Patentes y Marcas ha dado a conocer: el que ya ha sido denominado popularmente como ‘iBoat’. Sí, el genio de la manzana se obsesionó con la embarcación y este revolucionario avance habría sido su boom tecnológico. Hablamos de forma más específica de un “mando de control remoto empleando un dispositivo móvil inalámbrico”. Es decir, Jobs creó una especie de iPad para manejar barcos, y todo lo que estos incluyen: desde ventanas, posición y profundidad del bote hasta velocidad del mismo.

Sí, su nuevo juguetito era un control remoto parecido al que usábamos cuando manejábamos un coche teledirigido en nuestra infancia, pero a lo grande. Un smartphone con pantalla táctil que viene a cumplir todos los sueños de los amantes de la navegación.


 

(Diseño de dicho invento en el que trabajaba Jobs)

 


Esta nueva aportación se desvincula por completo de tablets o iPhones, y habría supuesto una nueva apertura totalmente novedosa para la empresa de Tim Cook, que desgraciadamente nunca llegó a hacerse ante los ojos del genio Steve.  Según la web Patently Apple, dicho invento se registró en 2013, pero no ha sido hasta ahora que se ha oficializado. 

Todo esto nos recuerda al yate que él mismo diseñó años antes de morir, el ‘Venus’. Jobs nunca lo vio zarpar ya que falleció poco antes de que se terminara de construir, pero dicho barco surca actualmente los mares como otra gran victoria para el mismo. Lo que no sabemos es si este (gran) aparato denominado iBoat incluye el símbolo de la manzana que popularizó al maestro, y si algún día tendremos dinero suficiente como para comprar este último gran capricho. 

Crédito de foto: Patently Apple / Getty

Salir de la versión móvil