Icono del sitio Esquire

Cuál es la posición sexual que podría provocarte una fractura de pene

Posición sexual más peligrosa

Foto: Charles Deluvio

 

Es verdaderamente común, muy excitante y sorpresivamente peligrosa.

Hay una técnica en la cama que puede poner a tus genitales en riesgo: una investigación brasileña encontró que casi la mitad de las fracturas de pene relacionadas con el sexo ocurren en la posición sexual en la que tu pareja está arriba de ti (La vaquera).

En un lejano segundo lugar se encuentra la posición de Perrito con un 28%. (Si te preguntas cuáles son las causas de fractura no relacionadas con el sexo, romperse el pene mientras te masturbas es sorprendentemente común, según el estudio).

¿Qué es una fractura del pene?

Hay conductos de tejido en tu miembro que, cuando se llenan de sangre, se vuelven rígidos como un espagueti crudo, explica el doctor Tobias Köhler, urólogo en la Universidad del Sur de Illinois.

Si fuerzas mucho tu pene erecto, esos conductos no se flexionan, se rompen. Lo que provoca obstrucciones sanguíneas, mucho dolor, hinchazón y un viaje de emergencia al hospital, indica un estudio relacionado de la Universidad Estatal de Ohio.

Si un doctor no atiende la fractura lo antes posible, puedes quedar permanentemente deforme y con pérdida de funciones, comenta el autor del estudio.

El problema con la posición sexual de la Vaquera: tu pareja controla el vigor y el ángulo de entrada de tu pene en su cuerpo, especialmente a un área rodeada por muchas superficies óseas duras.

Las fracturas ocurren cuando tu pene se sale de tu pareja y chocha contra alguna de esas implacables superficies, o si se sienta sobre tu pene en un ángulo poco común, indican los autores del estudio brasileño.

¿Cómo puedes evitar esta calamidad?

Casi cualquier otra posición sexual te da el control del ángulo y profundidad de la penetración, lo que reduce el riesgo, sugiere el estudio.

Así mismo, bájale a la intensidad en la cama. Es más probable que tu pene se salga si realizas la penetración muy vigorosamente, explica el doctor Köhler.

Mantener la calma y el control te ayuda a evitar ángulos inclinados y desafortunadas colisiones pélvicas que pueden provocar fracturas, concluye.

Salir de la versión móvil