Icono del sitio Esquire

Conoce este sencillo entrenamiento de tan solo 20 minutos y sin equipo

entrenamiento de 20 minutos sin equipo - unsplash

entrenamiento de 20 minutos sin equipo - unsplash

Este entrenamiento cardiovascular es el ideal para todos aquellos que en realidad odian correr, no necesitas ningún equipo y tardas únicamente 20 minutos en realizarlo.

Correr es en realidad un movimiento humano natural, tan natural como el caminar. Nuestro cuerpo y su anatomía están diseñadas para movernos sobre nuestros pies durante largos periodos de tiempo.Y, por lo tanto, no existe absolutamente nada mejor que correr para poder desarrollar la función cardiovascular general.

Relacionado: «Cuatro frutas que debes comer durante el entrenamiento»

Y SI ODIO CORRER ¿HAY OTRO ENTRENAMIENTO PARA REALIZAR EN 20 MINUTOS Y SIN EQUIPO?

Si aún con todo lo que te acabamos de mencionar sigues creyendo que eso de correr no es para ti ya sea porque en realidad no lo disfrutas o porque no eres nada bueno eso, entonces lo mejor será que te mantengas alejado de las caminadoras.

Una alternativa para que no tengas que correr son los sprints. Con ellos aumentarás tu capacidad aeróbica y no tendrás que entrenar como un maratonista para hacerlos.

MUERTE POR 10 METROS

Este es el nombre que algunos le dan a uno de los entrenamientos de sprint. ¿Quieres intentarlo? Aquí te decimos cómo hacerlo.

Lo primero que tienes que hacer es encontrar un lugar que te brinde un espacio libre de varios metros, no importa si es en tu patio, en un gimnasio, o en el parque, lo importante es que sean varios metros. Cuando lo hayas encontrado marca el inicio y el final de esta distancia.

¿Olvidaste llevar tu cinta métrica y no tienes ni idea de cuántos son metros? No te preocupes es suficiente con que des pasos gigantes. Activa un cronómetro y durante el primer minuto completa una longitud de metros con sprints y el tiempo que te sobre utilízalo para descansar.

Para el segundo minuto debes completar ahora dos veces tus 10 metros y posteriormente descansar. Durante el minuto 3 tendrás que completar 3 veces la longitud y así sucesivamente hasta que ya no puedas completar el número de longitudes en un minuto.

No es necesario que toques el piso como en una carrera para asegurarte de que ya completaste los 10 metros de longitud, después de todo odias correr. Es suficiente con que te asegures de que tu pie cruza tu marca antes de que gires.

Relacionado: «El entrenamiento que te dará brazos más fuertes en dos movimientos»

INFORMACIÓN NECESARIA

Esto te resultará demasiado fácil de lograr durante los primeros 10 minutos de entrenamiento, así que considera esto como tu calentamiento.

Avanza haciendo sprints los 10 metros durante los primeros minutos, aumentando lentamente tu ritmo conforme los minutos se vayan sumando. ¿Por qué no comenzar con más repeticiones desde un inicio?

Este entrenamiento se va convirtiendo en algo realmente brutal y rápido por lo cual terminarás deshecho si inicias haciéndolo rápido o si no aprovechas tu tiempo de descanso. Después de aproximadamente 8, 9 o máximo 10 minutos de realizarlo ya no te dará el mismo tiempo de descansar.

Para la mayoría de las personas que realizan sprints las cosas comienzan a complicarse a partir del momento 16 o 18, sin embargo, tienes que saber que este es el momento preciso para seguir adelante pues esto es lo que realmente cuenta.

La diferencia entre completar 18 longitudes de 10 metros en un minuto y completar 19 o 20 longitudes en el mismo tiempo es en realidad enorme.

¿HACER TRAMPA?

Probablemente este pasando por tu mente hacer algo de trampa al final de la rutina y creer: “Sólo perdí esa última distancia por un segundo o dos, mejor paso a la siguiente ronda”.

De ser así de una vez déjanos decirte que no lo hagas pues si no ¿cómo vas a medir tu progreso? Si durante el minuto 18 únicamente logras avanzar 17.5 distancias con tus sprints, no importa, así déjalo y así cuéntalo.

Ya verás que la aproxima vez que realices este entrenamiento seguramente si llegues a las 18 longitudes completas y así es como sabrás que en realidad estas mejorando.

Fortalece tu pecho y tus brazos siguiendo el entrenamiento de Ryan Reynolds

Salir de la versión móvil