Icono del sitio Esquire

Química física

Descubre cuáles son esos ingredientes mágicos que vas a necesitar para desatar una reacción en cadena en tu relación de pareja.

La ley del deseo

¿Qué es? ¿Alguna vez has sentido esa necesidad de decirle «¡Te deseo!» a tu pareja, que está en el extremo opuesto de un salón lleno de gente?

¿Por qué es importante? La atracción física libera un mar de hormonas que inicia una reacción química. Es uno de los elementos básicos de la excitación física, según Fisher, y su combustible es la testosterona, que enciende tu deseo y te aporta el valor necesario para acercarte a ella, aunque no la conozcas.

Detéctalo? Tu cerebro la hará evidente. «Cuando ves a una mujer hermosa, tu cuerpo de inmediato produce una sobrecarga de oxitocina, vasopresina y dopamina. Esto sucede como respuesta a una oportunidad de contacto sexual potencial», dice el doctor Larry Young, coautor de The Chemistry Between Us. «Esa sobrecarga ocurre en menor grado con las interacciones virtuales». Cuando su imagen se fija en tu cerebro, ese es el nacimiento de la química física.

Cultívalo? Encuentra un motivo para tener acercamiento físico. El coqueteo a través del contacto desata una sobrecarga de hormonas (incluyendo la oxitocina, conocida como «la hormona del amor»), haciendo que te sientas más cerca de la persona que estás tocando. «También es un modo poderoso de demostrar que eres inofensivo», comenta el doctor David Givens, director del Centro de Estudios Verbales en Spokane, Washington, y autor de Love Signals. La mejor manera de hacerlo es a través de juegos. Por ejemplo, en un bar, invítala a una partida de billar. «Estamos predispuestos a cuidarnos de los extraños, pero el eliminar las barreras puede hacer que subconscientemente quiera estar cerca de ti». ¿Y en una relación? «Cúbrela de cumplidos, pero que sean específicos», dice el doctor Scott Haltzman, autor de The Secrets Of Surviving Infidelity. «Cuando sé que mi esposa se cortará el cabello, pongo un recordatorio en mi celular para que más tarde me traiga a la mente el lanzarle un cumplido». Esta clase de planeación puede producir una conexión física espontánea: te acuerdas estar al pendiente de ella y, cuando se siente apreciada, centra su atención en ti.

Química intelectual

Química social

Química financiera

Química conversacional

Química sexual

 


Salir de la versión móvil