Icono del sitio Esquire

Esto es lo que le pasa a tu cerebro cuando tomas demasiado alcohol

Getty Imagen

Eres de los que consume bebidas alcohólicas cada fin de semana, esto te puede interesar.

Imagina este escenario: estás saliendo con algunos amigos, las bebidas se consumen por si solas y la estás pasando muy bien … hasta que de repente te encuentras acostado de lado en la cama a la mañana siguiente sin ningún recuerdo de cómo llegar, y necesitas esperar a que la habitación deje de dar vueltas antes de poder levantarte de la cama para vomitar en el baño.

¿Te suena familiar? Muchos de nosotros nos hemos desmayado antes, y quizás más de una vez. De hecho, un estudio publicado en la revista científica Comportamientos adictivos encontró que más de la mitad de los estudiantes universitarios se han desmayado al menos una vez en algún momento.

Aunque la ciencia ya ha descubierto por qué y cómo el alcohol afecta al cerebro y por qué nos calienta y nos da ganas tomar más, los científicos todavía no están completamente seguros de por qué gran parte de esto nos hace apagarnos y nos da una pérdida grave de memoria.

Según George Koob , el director del Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo, el hecho de perder el conocimiento te da una larga ventana de amnesia inducida por el alcohol porque la parte de tu cerebro responsable de la formación de la memoria literalmente deja de funcionar.

En aproximadamente el doble del límite legal, un contenido de alcohol en la sangre de .16, se vuelve vulnerable a un apagón, aunque esto varía. En un apagón, el alcohol apaga la capacidad del cerebro para consolidar los recuerdos «, dijo .

El Dr. Paul Wallace, el principal asesor médico de Drinkaware , dice :

«El alcohol es un depresivo que funciona de la misma manera que un sedante, lo que hace que los procesos cerebrales se vuelvan más lentos, con el consiguiente deterioro de la memoria».

«Beber mucho durante largos periodos de tiempo puede tener efectos a largo plazo en la memoria, por lo que incluso en los días en que no bebe alcohol, recordar lo que hizo el día anterior o incluso en el que estuvo más temprano ese día, puede ser difícil».

En otras palabras, los grandes bebedores constantes tienden a tener algunos problemas de memoria debido al hecho de que el alcohol ralentiza los procesos de pensamiento y la cognición al deprimir la corteza cerebral, también conocida como el comando central de su cerebro para la memoria, la atención, la percepción, el lenguaje y la conciencia.

Para ser aún más técnicos, beber demasiado alcohol altera el equilibrio químico del cerebro requerido para consolidar las memorias, en particular bloqueando los neurotransmisores que forman la memoria y aumentando los neurotransmisores anti-memoria.

Te puede interesar:  3 maneras de reinventar el tequila

Bueno, si el consumo excesivo de alcohol básicamente detiene las funciones cerebrales superiores, ¿por qué algunas personas se encuentran en la cama con alguien cuando se despiertan por la mañana? ¿No requeriría eso algo de reflexión?

La respuesta es simple: las partes del cerebro que controlan los impulsos sexuales intrínsecos en realidad no se ven afectadas por el alcohol, por lo que aún te sientes cachondo aunque veas el doble.

El deseo y la excitación sexual primarios e intrínsecos  están controlados por la amígdala, el hipocampo, el hipotálamo y la pituitaria, que aún funcionan perfectamente cuando estás jodido. Por eso queremos dormir con cualquier cosa que respire cuando estamos realmente borrachos.

Sin embargo, esto plantea un gran problema: dado que las funciones cerebrales superiores se activan, todo el cerebro de una persona ebria apagada es bueno para comer, respirar, provocar el caos y el sexo. Como hemos escuchado últimamente en las noticias sobre las acusaciones de agresión sexual del nominado a la Corte Suprema Brett Kavanaugh, esta combinación puede tener algunos resultados muy malos que, literalmente, pueden arruinar su vida.

Dicho esto, hagamos todo lo posible para beber con moderación. Es mejor parar antes de que las cosas se vuelvan descuidadas.

 

 

Salir de la versión móvil