Icono del sitio Esquire

Los nuevos complejos del siglo XXI

Los nuevos complejos del siglo XXI

Los nuevos complejos del siglo XXI

¿Complejos del Siglo XXI? ¿Existe alguna época más propicia para desarrollar complejos que ésta? Descúbrelo en el siguiente link.

Difícil contestar con exactitud, lo que está claro es que puedes encontrar gente con complejos de distintas formas en cualquier lugar (incluso nosotros podríamos tener algún complejo).

Según la psicología, complejo del latín complexus, es un conjunto de sentimientos, ideas, emociones y tendencias inconscientes y reprimidas que se asocian a las vivencias de cada persona y que impactan en su personalidad y forma de actuar.

Por ejemplo, ya con Freud encontrábamos el complejo de Edipo y posteriormente el complejo de Electra con Carl Gustav Jung, más tarde el complejo de Peter Pan y hoy identificamos otros tantos informalmente pero de forma cotidiana:

Complejo del iGadget

Personas extremadamente preocupadas por los nuevos lanzamientos de gadgets sobre todo del iPhone y electrodomésticos novedosos. Aparentemente necesitan en específico un teléfono de la manzana mordida, proyectan felicidad cuando te muestran su nueva adquisición, y parecen esconder su gadget (sea cual sea) si se sienten amenazados por el aparato más moderno de otra persona.

En conclusión, basan su confianza, tranquilidad y aparente felicidad en los aparatos que poseen.

Complejo de Cristiano Ronaldo

 En consonancia con el futbolista que siempre está a la moda, las personas con este complejo siguen las últimas tendencias de estilo. Por lo general siguen las instrucciones de íconos de la moda al pie de la letra o lo más cercano que se pueda. Los hay en todas partes, unos son compradores compulsivos por su condición económica favorable, mientras que otros esperan las ofertas, pero básicamente buscan y quieren lo mismo.

En conclusión, están ocupados pensando qué se pondrán mañana.

Complejo del Available

Los encontrarás conectados en cualquier red social, (sin que sea por cuestiones de trabajo), el muro de Facebook parece su muro personal pues publican todo y cada cosa que se les ocurre. “Escuchando a mi banda favorita de todo el mundo”, “Comiendo helado, así casual”, sufren una extraña manía que los impulsa a publicar (casi) todo sobre los lugares a los que van. A donde vayas te podrás encontrar uno y su mirada estará dirigida a su teléfono inteligente o Tablet. “Pasándola increíble en la fiesta de fulanita” y en la vida real, no parecen disfrutarla tanto ni interactuar con los que están a su alrededor.

En conclusión, son personas ansiosas con ganas de ser vistas, pueden olvidarse del mundo real por el mundo digital.

Complejo de Miley Cyrus

Foto aquí, foto allá, se toman fotografías en cualquier lugar, el baño, el funeral, el transporte público, la calle, Bellas Artes, una banca de parque; y la cuestión no es que se tomen fotos, sino las cosas patéticas que captan, incluyéndose. Hay una delgada línea que separa el quehacer fotográfico del ocio fotográfico, aunque ésta sea ambigua. Cuando se ha vuelto una obsesión retratarse a uno mismo en situaciones tan normales que nadie acostumbra fotografiarse, se hace evidente una necesidad, más aún si se hacen cosas absurdas para tener algo qué retratar.

En conclusión, necesitan llamar la atención para sentirse bien.

Complejo de My Lady y Mi Rey

Ya los conoces, incluso algunos salieron en televisión mostrando su prepotencia. Son personas que se creen superiores de alguna forma a los demás, ya sea por la fortuna genuina o imaginaria propia o de sus padres, por algún supuesto cargo en el gobierno o empresa importante, o por las copas/drogas que se han tomado. Resultan personas desagradables, ignorantes, impulsivas, fácil de alterar, berrinchudas y con la necesidad de imponer su voluntad, y además creer que están en lo correcto.

En conclusión, son personas que necesitan tener la razón y harán cualquier cosa porque se haga lo que dicen.

Complejo Michael Jackson

Estos acomplejados no están conformes con sus cuerpos y caras, necesitan cambiarse algo: la nariz, la barbilla, ponerse botox, hacerse la “lipo”, sea lo que sea, algo modificarán para sentirse mejor; a nadie le importa su nariz, pero ellos creen que sí. Resulta (gracioso) trágico que después de algunas operaciones luzcan peor que cuando comenzaron con sus cirugías.

En conclusión, no se aceptan tal y como son y creen que los demás tampoco lo hacen.

Complejo Godínez

Aquí hay variantes, los que están acomplejados porque quizá su oficio o profesión no les gusta, incluso les puede avergonzar; los que creen que siempre los correrán en el próximo recorte y viven ansiosos por dicha probabilidad; los que tienen un buen trabajo y la prepotencia se apoderó de ellos; y también están y con justa razón los que no encuentran trabajo y evidentemente eso desata inseguridades.

En conclusión, son personas absortas en su trabajo.

 Complejo del Don Juan

La mayor parte de su tiempo están en el gimnasio, después en alguna peluquería, plazas comerciales y por último en algún antro o bar luciendo su “cuerpazo” y estilo, todo eso por lo que ha trabajado; y no está mal, lo patético es la obsesión que desarrollan por tener grandes músculos, y el tiempo que invierten en ello, prácticamente ahí se les va la vida, aunque cada quien decide cómo gastarse sus horas.

En conclusión, su vida se centra en hacer crecer sus músculos y lucir bien.

Complejo de Trol

Personas que creen saberlo todo, y con la capacidad y “carisma” `para sabotear a quien puedan en cualquier lugar, en el área digital los encontramos fastidiando a alguien por alguna red social, ya sea el Twitter, Facebook, Google Plus, etcétera. Mientras que en la vida real te los encuentras en cualquier lugar contradiciendo o discutiendo con alguien, porque según los troles, nadie es más inteligente que ellos, y corrigen, si es que saben, desde la más mínima falta de ortografía, hasta tu propia opinión.

En conclusión, son controladores, neuróticos y no los querrás cerca.

Complejo de Grinch

Son personas negativas, sin la suerte de ser carismáticas como el Grinch pero sí malhumoradas como él; pesimismo, antipatía, flojera o competitividad extrema los caracterizan, seguro los has conocido, en los salones de clase, en el trabajo, en las fiestas (de las pocas a las que asisten) son fáciles de reconocer porque suelen aislarse y ser aburridos, incluso a veces tímidos.

En conclusión, por alguna razón se volvieron huraños, quizá una historia parecida a la del Grinch.

No son todos los complejos que encontramos, pero si continuábamos, entonces estaríamos creando un nuevo complejo enfocado a los que categorizan todo, y francamente no lo queremos, que si un complejo está bien o mal, no lo podemos calificar, pero si afecta tu vida o la de terceros, pues hay algo en que trabajar para modificarlo.

Debes leer: 10 tips para dejar de ser infiel

Salir de la versión móvil