Icono del sitio Esquire

Cómo la dieta mediterránea puede ayudar a reducir el riesgo de depresión

Getty Images

Alegra tu expresión comiendo lo que más te gusta. 

Estamos completamente seguros que en más de una vez haz escuchado la frase “Somos lo que comemos”. Cuando consumes comida procesada o chatarra te sientes tal cual, pero si te cuidas y alimentas a tu organismo con productos que verdaderamente necesita, te sientes más que bien. 

Para darle peso a dicha frase, se realizó un nuevo estudio por investigadores de University College London que descubrieron que seguir una dieta de estilo mediterráneo reduce significativamente el riesgo de desarrollar depresión, por que es posible que en estos momentos pienses en pasar a realizar tus compras en el supermercado y sentirte mejor al elegir alimentos frescos. 

En su investigación, los científicos analizaron 41 estudios previos sobre la correlación entre la dieta y depresión, y cuatro de esos estudios se centraron exclusivamente en la relación en depresión en más e 36 mil adultos y el consumo de una dieta mediterránea. 

Teniendo en cuenta factores como la edad, el sexo, el tabaquismo, la cantidad de actividad física diaria y la salud en general, se determinó que, sin lugar a dudas, la dieta mediterránea reduce el riesgo de desarrollar depresión en un 33 por ciento.

«Encontramos que las personas con una dieta más mediterránea tenían un riesgo 33 por ciento menor de desarrollar depresión que las personas cuya dieta se parecía menos a una dieta mediterránea», dijo la investigadora principal, Camille Lassale. 

Para explicarlo, las razones por las que esta dieta es beneficiosa para el estado de ánimo y la salud mental son porque ayudan a prevenir la resistencia a la insulina y contienen muchos alimentos antioxidantes y antiinflamatorios, como nueces, verduras y frutas frescas y vino.

Estos alimentos protegen el cerebro de la inflamación, lo que altera el funcionamiento normal de los neurotransmisores; y del estrés oxidativo, que envejece el cerebro y estimula las enfermedades neurodegenerativas. Claramente, evitar la inflamación y el estrés oxidativo es muy bueno para ti. 

Además, los alimentos que se encuentran en una dieta mediterránea tradicional como pescado, verduras, aceite de oliva y otras grasas saludables, lácteos y legumbres tienen un alto contenido de ácidos grasos omega-3, fibra, vitaminas, minerales, que pueden reducir el riesgo de depresión.

Te puede interesar: Los 10 hábitos del hombre saludable

Además, este tipo de dieta es excelente para mantener la flora intestinal saludable, que es la bacteria buena en tu tracto digestivo que ayuda a mantener estable la química del cerebro mediante la metabolización de compuestos por lo demás indigestos en los alimentos, que es necesaria para la absorción de vitaminas y minerales que influye en tu estado de ánimo y comportamiento. 

Cuando comes bien, también sigues una dieta mediterránea para todos los propósitos, su microbioma intestinal florece y ayuda a mantener una función cerebral saludable, pero cuando come muchos alimentos procesados o refinados , las bacterias buenas en sus intestinos se ven comprometidas, y es entonces cuando surgen problemas de salud.

Con eso dicho, para permanecer siempre feliz y saludable, tenga en cuenta lo que come. Una dieta mediterránea podría hacerte un poco bien. 

 

Salir de la versión móvil