Icono del sitio Esquire

Cómo ser absurdamente paciente (el secreto de un matrimonio feliz)

Cómo ser absurdamente paciente (el secreto de un matrimonio feliz)

Getty Images

¿Cuál es el secreto de un matrimonio feliz? Trata a tu esposa como si tuviera cinco años. No digo que debas hablarle con puros monosílabos o que le des tiempos fuera hasta que se le pase el berrinche; tampoco que seas un cabrón condescendiente. Lo que digo es esto:

Hace un par de años leí un libro extremadamente exitoso cuyo título era Cómo hablarle a los niños para que escuchen, cómo escuchar a los niños para que hablen.

El libro me hizo mejorar como papá. Tanto, de hecho, que empecé a preguntarme: ¿por qué estoy limitándome a seguir estas ingeniosas técnicas con mis hijos? Los “adultos” (me incluyo) somos equivalentes emocionales de los chavitos, sólo que tenemos más vello corporal y credencial de elector.

Decidí empezar a tratar a todo el mundo —amigos, colegas, jefe y, sí, también a mi mujer— como si tuvieran cinco años.

He aquí algunas técnicas para ser paciente y tener matrimonio feliz:

Ojo, lo importante es ser sutil. Si es demasiado obvio que estás tratando a tu pareja como si tuviera cinco años se dará cuenta y te mandará al carajo. A mí me pasó. Eso no es un matrimonio feliz.

“Estás enojada de que no me comí el salmón porque odias que desperdicie la comida”, le dije. Mi esposa: “No me hables como a los niños.” “¿Te parece que te hablo como a los niños? Has de sentirte frustrada por eso.” “¡Párale ya!” “Estás enojada porque sien- tes que debería tratarte como adulto…” Casi me manda a tiempo fuera.

Por A. J. Jacobs

También puedes leer: La neurociencia del amor

Salir de la versión móvil