Icono del sitio Esquire

7 razones por las que no deberías juntarte con gente negativa

7 razones por las que no deberías juntarte con gente negativa

7 razones por las que no deberías juntarte con gente negativa

Si quieres llegar lejos en la vida, no lo hagas.

«No soy negativo, soy realista«. Si nos pagaran cada vez que escuchamos esta frase, probablemente tendríamos un súper deportivo italiano y una casa con vista al mar. Los negativos son personas que aunque a veces pueden parecer graciosos, terminan siendo un mal para cualquier relación (amorosa, laboral, amistosa, etc.) en la que ellos estén. 

Si escuchas a los que todo el tiempo lo resaltan y te quitan la vista a lo que puedes ganar, nunca llegarás muy lejos. Es por eso que te damos esta y más razones para evitar contagiarte de negatividad.

¿Necesitas apoyo moral? 

Sorpresa, no lo obtendrás. Los negativos se caracterizan por buscar lo malo y resaltarte todos esos defectos y errores en tu vida. Si necesitas a alguien que te impulse y te dé fuerza en momentos difíciles, ellos no ayudarán.

Adiós a la alegría

Si tenías energía y ganas de hacer algo, este tipo de personas van a succionarla y te dejarán completamente seco y fuera de juego. No es una buena opción si quieres realizar algo.

Diferentes ideas

Una de las mejores partes de ser un individuo, es que tienes tus propias ideas y forma de pensar. El problema de relacionarte con la gente equivocada, es que puedes acabar frustrando tus planes e ideales porque ellos te dicen que “no es posible”.

Traerán problemas a tus relaciones

Supongamos que tienes un problema con tu novia. Si buscas algún consejo u opinión, te darán la retroalimentación más drástica y terminarás imaginando lo peor aunque esto no sea cierto.

Cambios de actitud

Si pasas mucho tiempo rodeado de gente poco positiva, es muy probable que te vuelvas uno de ellos. Además de ser reconocido por los demás como un negativo, lo más importante, terminarás amargado, sin ilusiones y con una pésima actitud hacia la vida.

Terminas preocupándote por cosas que no pensabas

Cuando intercambias ideas y opiniones con ellos, acaban contagiándote con cosas que antes no pensabas y preocupaciones que no tenías. Sin darte cuenta,  sembraron una idea en tu mente y ahora será difícil que te deshagas de ella.

Son vampiros

Si te sientes agotado físicamente y tus emociones andan por el suelo, es porque te rodeas de ellos. Son, literalmente, succionadores de energía.

NOTA RELACIONADA: 5 consejos para comenzar tu día de manera feliz.

Salir de la versión móvil