Icono del sitio Esquire

Un Twitter más seguro

Twitter accederá a las peticiones de los usuarios que no quieren que se les rastree mientras navegan por Internet, informaron.

Twitter accederá a las peticiones de los usuarios que no quieren que se les rastree mientras navegan por Internet, dijo el jueves la compañía, en contraste con firmas como Google y Facebook, cuyos modelos de negocio dependen mucho de la recopilación de datos de los usuarios.

Twitter dijo que apoyaría oficialmente la política de «no rastrear», una iniciativa sobre privacidad que ha sido muy promovida por la Comisión del Comercio de Estados Unidos, defensores de la privacidad online y Mozilla, el desarrollador sin ánimo de lucro del navegador Firefox.

Algunos navegadores, entre ellos Firefox, el Internet de Microsoft y el Safari de Apple, incluyen la opción de «No rastrear» (Do Not Track), que envía una serie de códigos a las webs indicando que el usuario no quiere que se sigan sus pasos online. Sin embargo, en virtud de la legislación actual, depende de la web cumplir con las solicitudes. Google ha dicho que contará con una opción de este tipo en su buscador Chrome este mismo año.

El anuncio de «No rastrear» coincide con la reciente iniciativa de Twitter para proporcionar un servicio más personalizado. Twitter recomienda «sugerencias a medida» basadas en la historia de navegación en la web, pero no usa los datos para ningún otro propósito, dijo el jueves la compañía.

«Como siempre, estamos comprometidos con proporcionar opciones simples y significativas sobre la información que recopilamos para mejorar su experiencia en Twitter», dijo el director de crecimiento e internacional de la red social, Othman Laraki, en un blog el jueves.

La decisión de Twitter de sumarse a esta política supone un acto de equilibrio para la firma de seis años de vida, que ha sido seguida de cerca sobre cómo puede generar ingresos suficientes para justificar su valoración multimillonaria.

El rastreo online a través de las «cookies» apuntalan el modelo de negocio de muchas compañías de Internet.

Facebook, que sale a bolsa el viernes, ha sido valorada en 104,000 millones de dólares, en parte porque los inversores creen que puede ofrecer a los anunciantes una plataforma para anuncios a la carta basados en los intereses que se siguen de los usuarios. Google también genera miles de millones anualmente con anuncios de este tipo, basados en lo que busca el usuario.

Entre otros sitios que han apoyado la política están Yahoo, que en marzo dijo que permitiría a los consumidores «expresar sus preferencias de anuncios a Yahoo» a partir del verano.

Salir de la versión móvil