Icono del sitio Esquire

Tu plan de escape

Libérate de las prisiones sociales en las que te puedes meter con estas soluciones. Nuestros expertos las prepararon para ti.

Evita las juntas sin fin

Planea tu escape con anticipación. 45 minutos antes de que entres a la sala de conferencias envía un correo electrónico a tus compañeros de trabajo en donde les pidas los temas a tratar. 20 minutos antes de la junta dales copias de la lista de temas a todos. Si puedes, al comienzo de la reunión sugiere una hora límite. Según un estudio de la Universidad de Tulsa, en Estados Unidos, los participantes pasan, en promedio, 11 por ciento del tiempo en discusiones irrelevantes. Una lista firme y un límite reducirá ese tiempo.

 

Escapa de la borracha del bar

La próxima vez que te acorrale una tigresa juega con sus garras. En un estudio, investigadores británicos descubrieron que las mujeres encuentran 6% más atractivos a los hombres a quienes le sonríen otras mujeres. Usa eso a tu favor. Cruza miradas con alguien más atractiva. Dile «ayúdame» en silencio y ya tienes el primer tema de conversación con ella, vaya o no a rescatarte.

 

Gana cualquier discusión

Hazla corta. Según el Journal of Experimental Psychology, si lanzas un gancho al principio y no al final serás 35% más persuasivo. «La mayoría de la gente piensa que un debate se gana con un golpe noqueador al final», afirma Andrew Rohrbach, presidente de la Asociación de Debates de Yale, en Estados Unidos, «pero están equivocados». Si puedes, sé específico. «Las estadísticas son 50% más convincentes que la evidencia de anécdota», señalan investigadores holandeses.

 

Termina una amistad

«No hay necesidad de irte peleado», menciona el doctor Ned Hallowell, psiquiatra de Massachussets. «Puedes crear un enemigo en lugar de un conocido de bajo nivel.» Sácalo de tu lista de llamadas recientes, contesta menos sus correos electrónicos y regresa sus llamadas menos frecuentemente. «Él entenderá dónde están tus prioridades», afirma el autor de Buddy System: Understanding Male Friendships, Geoffrey Greif.

 

Evita un amanecer raro

Según la revista Human Nature, ellas quedan satisfechas la mañana siguiente a una noche de aventura, pero se preocupan por sentirse usadas. «Termina el encuentro de manera que ella se sienta con el poder», recomienda Alexa Joy Sherman, coautora de The Happy Hook-Up. Pregúntale: «¿Cuál es tu plan para hoy?» Después de su respuesta puedes contestar algo como: «Suena mejor que mi día. Yo tengo mucho trabajo.»

 

Termina una relación de forma grata

Rompe con ella en un lugar lejos de la casa o el departamento que compartían. Evita cualquier lugar que esté retacado de recuerdos y busca un café que no esté lleno de gente. Después, desarrolla tu conversación de modo que llegue a las mismas conclusiones que tú. Renee Piane, experta de MH, recomienda que uses preguntas con el pronombre «tú», en lugar de enunciados con «yo» o «nosotros». («¿No te has dado cuenta de que nos hemos distanciado?» en lugar de «Yo siento que no estoy listo.») Disminuirás sus sentimientos de rechazo y acelerarás el buen término de las cosas.

Salir de la versión móvil