Icono del sitio Esquire

Trucos para perder peso (primera parte)

Olvídate de esos molestos kilos que te sobran con la primera parte de esta compilación de trucos.

Inicia tus comidas con una ensalada. Si es de pimientos, tomates, cebollas y maíz y la aderezas con aceite de oliva y limón fomentarás la pérdida de peso. La combinación de fibra, supresores del hambre y compuestos quemagrasas harán que te deshagas de esos kilos de más.
Come alubias una vez a la semana. Una enzima de estas legumbres le dice al organismo que descomponga la grasa almacenada en lugar de los carbohidratos para obtener la energía.
De postre frutos del bosque. Las otras frutas contienen fructosa, que combina con los carbohidratos para acumular grasa corporal.
Siempre come grasas ‘buenas’. Por ejemplo: nueces y aceite de oliva, que también ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiacas.
Desayuna muesli o cómelo dos horas antes de entrenar para aumenta la quema de grasa durante el entrenamiento. El muesli es un carbohidrato de digestión lenta y tiene menos posibilidades de transferirse al organismo como grasa al entrenar, pero sigue siendo una buena fuente de energía.
Claras de huevo para desayunar. La proteína de las claras de huevo hará que no te entre el gusanillo durante más tiempo. Acompáñalas con dos rebanadas de jamón.
Cocina con espinacas, antes que cualquier otra verdura verde: tienen el doble de fibra, lo que ayuda a tu organismo a procesar las grasas más eficazmente.
Come melón. Acompañado de huevo, es muy rico en proteínas, para conseguir el desayuno antigrasa perfecto, ya que estos descomponen los carbohidratos del melón pero respetan sus vitaminas.
Olvídate de esos molestos kilos que te sobran con la primera parte de esta compilación de trucos.
Bebe una copa de tinto al día. El vino impide que acumules grasa, sobre todo en la zona abdominal. El resveratrol de las uvas inhibe el desarrollo de células grasas en la cintura.
Compra queso de cabra. Tiene hasta un 40% menos de calorías que el de vaca.

Salir de la versión móvil