Icono del sitio Esquire

Televisión + cena = redondez

¿Crees que sea verdad que comerás más si ves la televisión mientras cenas? Sí. Entérate lo que dicen los estudios.

Al menos eso afirman investigadores de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, quienes descubrieron que distraerse dos veces por semana con la televisión mientras comes propicia un aumento de peso de 3.5 kilos al año. La razón se debe a que, mientras tu mente se concentra en las imágenes, masticas menos veces y como consecuencia comes más de la cuenta. Ocho semanas sin TV durante la cena equivalen a medio kilo menos. Además, científicos de la Universidad de Massachussets determinaron que los hombres que ven la televisión mientras comen consumen una media de 288 calorías más que los que no se alimentan frente a la pantalla.

Salir de la versión móvil