Icono del sitio Esquire

6 ERRORES AL CEPILLARTE LOS DIENTES

Perfecciona tu técnica y mejora tu sonrisa con estos tips.

Seguramente habrás escuchado que la mala higiene dental está relacionada con las enfermedades del corazón, además de otros malestares. Uno de ellos es la disfunción eréctil, de acuerdo con información de la Asociación Dental Americana.

Y aunque te estés cepillando de manera regular, es posible que estés cometiendo al menos uno de estos seis errores. Aquí te decimos cómo resolver cada uno de ellos ? para ayudar a mantener sanos tus dientes, tu corazón y tu pene.

NO TE CEPILLAS EN EL MOMENTO CORRECTO DEL DÍA

?Tu cepillo de dientes deberían ser lo último que tus dientes toquen en la noche,? comenta Edmond R. Hewlett, profesor de la escuela dental de la UCLA. Comer un bocadillo antes de ir a dormir aumenta de manera significativa el riesgo de obtener caries, ya que restos de comida quedan alojados entre los dientes por más tiempo.

El cepillado matutino es igualmente importante: la producción de saliva es más lenta mientras estás dormido, permitiendo que las bacterias en tu boca se multiplique mucho más rápido.

Cepíllate dos veces al día por al menos 2 minutos, asegurándote de pasar al menos 30 segundos en cada cuadrante (tus dientes superiores izquierdos, superiores derechos y demás).

UTILIZAS EL CEPILLO INCORRECTO

Elige un cepillo con cerdas suaves que alcancen los lugares bajo el tejido de tus encías para que de esta manera se deshagan de cualquier placa que se encuentre en ese lugar, recomienda el Dr. Hewlett. Si no retiras esta placa, aumentarás el riesgo de desarrollar una enfermedad en las encías.

Cepillarse con un modelo con cerdas medianas o duras ? y utilizar presión excesiva ? puede hacer que tus encías comiencen a retroceder exponiendo las raíces de tus dientes. Y ya que las raíces de los dientes no son tan fuertes como la parte expuesta de tus dientes, cepillar esta área puede desgastarlos y facilitar la obtención de caries, comenta el Dr. Hewlett.

UTILIZAS LA TÉCNICA INCORRECTA

Unas cuantas cepilladas no te va a dejar los dientes relucientes. Posiciona el mando del cepillo de manera que las cerdas queden en un ángulo entre los 30 y 45 grados cuando toquen tu encía, aconseja el Dr. Hewlett. Rota tu muñeca con un movimiento circular para remover efectivamente la placa, comenta el Dr. Hewlett.

Cuando pases a la parte posterior de tus dientes frontales, coloca tu cepillo en posición vertical para tener un mejor alcance de todo el diente. Y asegúrate de prestarle atención especial a la parte trasera de tu boca, ya que, esta área es la que guarda la mayor cantidad de placa.

NO TE ENJUAGAS

Tragar o escupir la pasta dental no va a retirar toda la suciedad que aflojaste mientras te cepillabas.

Utiliza un enjuague libre de alcohol con peróxido de hidrógeno, sugiere Pia Lieb, dentista cosmética de la ciudad de Nueva York. Aunque si no tienes enjuague bucal a la mano, enjuagarse con agua es mejor que nada.

IGNORAS EL RESTO DE TU BOCA

Tu lengua también atrapa bastantes bacterias nocivas. Los restos de comida pueden quedar atrapados con facilidad entre las papilas en la superficie de la lengua.

NO REEMPLAZAS TU CEPILLO

La Asociación Dental Americana recomienda que compres un cepillo de dientes nuevo cada 3 o 4 meses. (El cepillo de dientes promedio contiene más de 10 millones de bacterias, de acuerdo con un estudio británico.) Las cerdas desgastadas no removerán placa ni bacteria de manera efectiva.

Y si has estado enfermo, es mejor que reemplaces ese cepillo de dientes cuanto antes. Los restos de bacterias y virus de una enfermedad pueden aferrarse al cepillo para re-infectarte.

Salir de la versión móvil