Icono del sitio Esquire

El Tacto

El sexo es una experiencia total. No solo es tocarla, verla y escucharla. Es todo eso y más.

El tacto

Según un estudio del Journal of Sex Research, el tacto es el primer detonante del deseo femenino. «Con los demás sentidos no necesariamente estás comprometido cuando tu pareja lo experimenta» agrega Sitron. «Sin embargo, el tacto es recíproco: me puedes sentir tocándote mientras yo siento que te toco».

«Dile a tu pareja que se acueste boca arriba con los ojos cerrados y lentamente acaríciale la cabeza, cara, el cabello, nariz, orejas, labios, todo. Imagínate que es la última oportunidad que tendrás de saborear su cuerpo», señala Sitron. Sigue en su torso, piernas y pies, luego voltéala y repite la dosis.

El punto es encontrar nuevos puntos eróticos. «Sus genitales, pecho y aspectos internos tienen más terminaciones nerviosas, así que son más sensibles», explica el psicólogo Justin Lehmiller. «Sin embargo, casi cualquier parte de su cuerpo puede convertirse en un punto erótico si aprendes asociarlo con el placer sexual».

 


El Olfato

El Oído

La Vista

El Gusto

Salir de la versión móvil