Icono del sitio Esquire

Supera el rechazo femenino

Es una situación molesta (y dolorosa), pero también puede ser la oportunidad de volverte un mejor hombre.

El rechazo romántico viene en muchas formas y los efectos secundarios nunca son agradables. De hecho, investigadores de la Universidad de Michigan descubrieron que las consecuencias del rechazo social pueden sentirse similares al daño físico.

¿Y por qué resulta tan difícil sacudirse ese dolor? En un estudio realizado en el Colegio de Medicina Albert Einstein se descubrió que el rechazo afecta las mismas regiones del cerebro ligadas a la adicción. Y la recuperación no siempre es fácil. Sin embargo, si lo manejas correctamente, un rechazo puede ser señal del comienzo de tu nuevo «yo», más confiado y resistente. Aquí te mostramos cinco posibles escenarios de rechazo y cómo puedes transformar cada uno en una oportunidad para crecer.

 

RECHAZO 1: Tu cita online (a ciegas) se arrepiente antes de la primera cita

TU PRIMERA JUGADA: Si su excusa es legítima o simplemente parece nerviosa, arriésgate. Engler dice: «Envíale un mensaje que diga: ‘Realmente creo que deberíamos vernos. ¿Qué tan seguido conoces a alguien que tenga tanto en común contigo?'». Al enfatizar tu potencial como pareja y hacerle ver que te sientes atraído hacia ella, lograrás diferenciarte de otros que intenten ganar su atención.

TU PLAN A LARGO PLAZO: Buscar citas en línea es una ventaja para muchos solteros, aunque también se convierte en su talón de Aquiles; mucha gente se siente abrumada por tal decisión. «Si las primeras 10 mujeres te rechazan, tu expectativa de la número 11 seguramente será baja», explica el doctor Jeff Cooper, investigador de relaciones de pareja del Trinity College, en Dublín. Así que, si eso afecta tu confianza, recuerda que su perfil es una fachada y no una persona completa. Busca intereses en común, no atributos físicos, y considera variar el punto de encuentro. Sitios como JDate o eHarmony, por ejemplo, son para gente con gustos específicos, a diferencia de aplicaciones como Tinder, que ponen el énfasis en las apariencias.

SIGUIENTE

Salir de la versión móvil