Icono del sitio Esquire

¿FUMAS? CUÍDATE DEL EPOC

Esta enfermedad suele confundirse con la tos de fumador.

Comencemos por decirte algo que seguro ya sabes: FUMAR ES MALO PARA TU SALUD. Habiendo dejado claro este punto, hablemos del EPOC.

Quedarse sin aire cuando se sube una escalera o se va de paseo puede ser un síntoma de una enfermedad pulmonar seria. También son señales de alarma que haya silbidos o pequeños rugidos en la respiración, la tos diaria y el flema, que pueden indicar que se padece una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Esta enfermedad se va desarrollando lentamente a través de los años. Uno de sus mayores factores de riesgo es el tabaquismo. El EPOC estrecha las vías respiratorias de forma duradera y perjudica los pulmones.

Muchas veces sus síntomas son confundidos con la "simple" tos del fumador o asma. Un test de funcionamiento pulmonar puede dar pistas sobre las causas de la molestia. Si se comprueba que es EPOC, hay que dejar de fumar de inmediato. El tratamiento consiste en tomar medicación que amplíe las vías respiratorias (broncodilatadores). Dependiendo el caso, también puede ser necesario un tratamiento con oxígeno. Además, como apoyo, se pueden hacer actividad física, ejercicios respiratorios e inhalaciones.

 

Salir de la versión móvil