Icono del sitio Esquire

¿Shake de proteÍna y ya?

Todos hemos escuchado que debemos de tomar shakes de proteína después de entrenar pero ¿en realidad debemos de tomarla así por que sí? Al parecer hay muchos mitos al rededor de ella, y nos pusimos a investigar al respecto.

La mayoría llegamos al gimnasio hacemos la rutina y al terminar tomamos nuestro shake de proteína, esto debería ser suficiente o al menos lo es en nuestra mente, pero no es así. De acuerdo a los especialistas, el consumo proteico debe de ser durante todo el día, es decir incluirlo en tu plan alimenticio.

De acuerdo a Mar Álvarez, maestra en salud pública, licenciada en nutrición y experta consultora de GNC México: “Se recomiendan proteína después de una sesión de entrenamiento intenso o una competencia. La ciencia nos muestra que consumir proteína justo después de alguna competencia ayuda a reparar el daño muscular, siempre y cuando se mantenga un consumo de energía y de carbohidratos correcto a lo largo del día, de no hacerlo, la proteína se usara como energía y no como reparador muscular.

En entrevista, Álvarez nos contó que la proteína “es importante para construir, mantener y recuperar los músculos después de sesiones de ejercicio intensas o competencias. Es parte esencial de una alimentación correcta”. La palabra clave aquí es “parte esencial”, no el todo, así que el polvo no es suficiente como muchos hemos creído.

Relacionado: «Albóndigas llenas de proteína que debes probar»

Si consumimos proteína es para ganar masa muscular, ya que Álvarez explica que “la proteína después del ejercicio será indispensable para recuperar el tejido muscular adecuadamente, sin embargo, hay que considerar que se debe tener un aporte de energía adecuado y un consumo de carbohidratos suficiente para que en realidad el músculo pueda fortalecerse”. Es decir, la malteada no hace todo el trabajo, deberás de incluir carbohidratos, grasa saludable y fibra para que tu alimentación esté completa y así sacarle todo el potencial que viene en ese polvo.

La recomendación es que en tu plan alimenticio incluyas la proteína y así evitar que el comprar una sea un gasto significativo y un tanto en vano.

“Además de esto, un entrenamiento adecuado es la clave. Existen suplementos especialmente para ganar volumen, que además de proporcionar la proteína necesaria traen una cantidad bastante elevada de carbohidratos, y por ende, calorías”, indicó.

Relacionado: «Recetas llenas de proteína para un postre ideal»

Así que si tu meta es perder grasa, es probable que este tipo de suplantación no sea adecuada para ti y te concentres en realizar una buena rutina de cardio y bajar tu ingesta de grasas y harinas. “Para perder peso se debe tener un déficit calórico, es decir que debes gastar más calorías de las que consumes. Con una dieta bien calculada, una actividad física moderada que incluya sesiones de cardio y fuerza, así como un adecuado consumo de proteínas se pueden lograr buenos resultados. Existen productos quemadores de grasa, pero siempre se debe de tener en cuenta que existen riesgos. Antes de consumir cualquier tipo de producto es necesario consultarlo con un experto”, concluye Álvarez.

En resumen, si ya tienes tu plan alimenticio que incluya una cantidad suficiente de proteína, entonces puedes consumir un shake, sólo ten en cuenta que el exceso de proteína puede ser innecesario y tu cuerpo no le sacará el provecho que necesita, así que si no sabes cuál es la cantidad que necesitas te recomendamos acudir a un experto en nutrición deportiva y evitar problemas en los riñones.

Si lo que buscas es una recomendación de las mejores proteínas lo más importante es que te acerques a un especialista que te ayudará a encontrar opciones, por ejemplo si eres vegano una proteína de soya puede ser una opción.

Podrías leer 5 consejos que incluir en tu plan para crecer músculo
Salir de la versión móvil