Icono del sitio Esquire

Sentadillas superiores

Aquí dos formas de mejorar la fuerza de tus músculos. El valor agregado: desarrollarás un cuerpo atlético mejorando la estabilidad de tu espalda.

SENTADILLA PARA TRÍCEPS CON DISCO Este ejercicio combina la sentadilla, la carga y la extensión de tríceps para un gran acondicionamiento muscular y cardiovascular. Haz 12 repeticiones con la extensión de tríceps del paso tres, seguido de otras 12 sin ese paso.
1 Concéntrate en que tus movimientos sean lentos y especialmente delicados. Toma un disco y sosténlo sobre tu cabeza, con los brazos rectos y las palmas de las manos encontradas. 2 Conservando la mirada al frente y el pecho elevado, siéntate mientras llevas tus brazos hacia el frente, de tal forma que el disco quede justo por debajo de tu trasero y tus muslos paralelos con el suelo.
SENTADILLA SOBRE LA CABEZA Este movimiento hace que tu centro de gravedad se encuentre en un punto mucho más elevado que en una sentadilla normal, con lo que endurecerás también tu centro. Al mismo tiempo, serás capaz de cargar mucho más peso sobre tu cabeza (para tener hombros como de roca), ya que las condiciones particulares de este ejercicio obligarán a que tu espalda permanezca erguida y estable.
1 De pie, sosteniendo una barra sobre tu cabeza con los brazos abiertos más allá de la amplitud de tus hombros. 2 Jala los omóplatos juntos para conservar la barra en línea con tus orejas a través de todo el movimiento. A medida que bajas tu cuerpo en la sentadilla, imagina que te apoyas en la barra. Haz una pausa cuando tus muslos queden paralelos con el suelo y regresa a la posición de pie. Haz dos series de 12 repeticiones. Puedes hacerlo más exigente: cambia la barra por un par de mancuernas
3 Regresa a la posición uno. Baja el disco hacia tu espalda y elévalo de regreso. Eso es una repetición. Para mayor exigencia: mientras te levantes en cada repetición elévate de puntillas.
La clásica sentadilla posterior con barra desarrolla todos los músculos de tu espalda baja, lo cual convierte a este ejercicio en obligatorio dentro de tu rutina de acondicionamiento físico. Desarrolla la fuerza y el poder de tus cuadríceps, pantorrillas y glúteos, todo en un movimiento básico. A continuación, dos maneras de mejorar la fuerza de tus músculos. El valor agregado: desarrollarás un cuerpo atlético mejorando la estabilidad de tu espalda.

Salir de la versión móvil