Icono del sitio Esquire

Termina una relación de la forma correcta

Amárrate los pantalones y termina la relación de la forma correcta. Es mejor ponerle fin a darle largas a algo sin futuro.

Sé firme y no retrocedas

El proceso de terminar una relación sólo debe ser iniciado una vez que estás 100 por ciento seguro de que eso es lo que quieres. «El error más grande que la gente comete es dejar a una persona únicamente para terminar arrepentida y enviar mensajes ambiguos», dice Michael Myerscough, asesor de relaciones personales y profesionales en el Relationship Gym. «Es posible que deseen volver, pero lo más probable es que no funcione». Rompiste por una razón y, aunque se te haya olvidado, esa razón sigue ahí. «Cortar y regresar una y otra vez es un castigo cruel», dice la psicóloga de parejas Susan Quilliam. Así que decide de una vez, no dudes y termina de forma limpia.

Te puede interesar leer: ADICCIÓN SEXUAL: ¿CÓMO DETECTAR LOS SÍNTOMAS?

El lugar ideal para romper

«Debería suceder en su casa, de esta forma podrás irte y se sentirá menos vulnerable».

Ian Kerner, autor de DSI: Date Scene Investigators, explica que alguna zona silenciosa en un estacionamiento público también funciona. «De esa manera puedes detener el auto y comenzar, aunque será pésima idea si sabes que habrá lágrimas», comenta Quilliam. Lo importante es evitar distracciones. «No hay nada más irrespetuoso que no prestar atención», añade Susan Quilliam. Un sports bar en pleno partido del Monday Night Football no es precisamente el lugar ideal para darle la noticia.

Checa: LO QUE ELLAS PIENSAN DE TU ROPA INTERIOR

Lo que debes decir

En primer lugar, no digas cosas de relleno para postergar la parte ruda. «No es necesario que te portes frío; sólo sé claro y conciso», recomienda Kerner. «Además, es normal que se sorprenda, desconcierte y termine emocionalmente golpeada. Espera lo peor y así no será tan duro». Mira Atracción fatal antes, y regocíjate si tu chica no te busca para asesinar a tu mascota.

Qué evitar

Muchas cosas amigo, muchas. Para empezar, no menciones a «otra». No es el momento para decir la verdad, sólo la verdad y nada más que la verdad. Por más tentador que sea, intenta no ennumerar las cosas que odias de ella. «Puedes echarle la culpa a los factores externos y de esta forma evitarás que se vuelva personal o, bien, que termines sintiéndote culpable», explica Quilliam. Pero lo más importante, es que no confundas -no importa lo que hagas- tu vida con una mala película.

«No digas, no eres tú, soy yo«.

Ni «estoy pasando por un momento difícil»; tampoco «es que… estoy confundido»; y, por favor, no salgas con un «pero… podemos ser amigos». «Es posible terminar como amigos, pero no sucederá de la noche a la mañana», recomienda Kerner. Por último, por más difícil que parezca, evita el contacto. Cualquier abrazo o beso puede confundirlos a ambos.

También puedes leer: HUELE COMO REY CON ESTOS CONSEJOS

Salir de la versión móvil