Icono del sitio Esquire

La clave para disfrutar de tus refrescos favoritos ¡sin romper la dieta!

Refrescos ¿en tu dieta fitness? No, no nos volvimos locos… ¡sigue leyendo!

Sí, lo sabemos, sólo de ver la foto que acompaña esta nota se te hizo agua a la boca, poder saborear una refrescante y fría bebida burbujeante que, seguramente, tienes en tu lista de alimentos completamente prohibidos por su alto contenido de azúcar, colorantes y conservadores.

Pero, ¿sabías que hay una manera de disfrutarlos sin romper tu dieta y sin ingerir las cientas de calorías que cada botella contiene? Tus plegarias fueron escuchadas, y para disfrutar tus refrescos preferidos sin remordimientos y con todo el gusto del mundo, sólo necesitas una cosa: ¡sustitutos de azúcar!

Son un gran aliado en tu programa alimenticio, ya que te permite disfrutar de todas esas bebidas que te gustan, pero sin el remordimiento de consumir cientas de calorías. Y no sólo hablamos de refrescos, también de jugos, lácteos, postres e incluso te permitirán disfrutar de una noche de tragos con tus cuates (o con esa chica especial) sin beberte las calorías del mundo. Aquí te dejamos unos tips:

 

  1. Siempre (en serio siempre) elige los refrescos bajos en calorías, actualmente existe una gran oferta de sabores, marcas y presentaciones para cada gusto. Su sabor es tan bueno como el original, pero evitarás tomarte las calorías ¡de unas papas fritas! Y lo peor… en solo un par de minutos. ¡No vale la pena!

  2. Cuando salgas de fiesta asegúrate de que preparen tus cocteles favoritos con los ingredientes claves para que pase de una bebida de 300 calorías a una de 90. ¿Cómo? Sustituye el refresco de limón por su versión baja en calorías, después agrega sustitutos de azúcar, agua mineral y hielos. Igual de delicioso, pero sin culpa.
  3. Utiliza ingredientes bajos en calorías en toda tu dieta y estilo de vida. Ya sabes que el refresco puede estar incluido si está endulzado con éstos, pero también están el el yogur, el helado, los pasteles, galletas, aderezos, y mucho otros productos más. Es cuestión de que la próxima vez que vayas al súper los busques y aprendas a cocinar y comer con ellos.

La clave para disfrutar de tus gustos culposos es elegir inteligentemente y aprendes a comer lo que es bueno para ti. Comparte el tip y pruébalos. Te darás cuenta que será más fácil apegarte a tu plan nutricional y alcanzar más fácilmente tus objetivos fitness.

Salir de la versión móvil