Icono del sitio Esquire

Receta para aplanar tu vientre 2

Un abdomen plano es la clave para una vida saludable y feliz. Comienza ahora. (¡Son órdenes del doctor! No falles).

5. «Amo el desayuno»

No lo dejes pasar un solo día. Un estudio de la Universidad de Purdue muestra que desayunar más proteína ayuda a sentirte satisfecho, y por tanto a evitar comer de más durante el día. Otro estudio del International Journal of Obesity mostró que, al recortar mil calorías diarias por la mañana durante ocho semanas, las personas en dieta que consumieron dos huevos y un pan tostado perdieron 65 por ciento más peso que aquellos que comieron un bagel con queso crema. Nunca te saltes el desayuno (es el alimento más importante del día); tomarlo regularmente elimina hasta 78 por ciento el riesgo de obesidad. Siempre debes incluir proteína (leche, huevo, yogur, quínoa o amaranto) que además mantiene a raya tu hambre, granos enteros (cereal, avena, pan integral) y fruta entera.

Mi receta: come dos huevos, pan integral tostado, dos rebanadas de tocino, una taza de yogur natural bajo en grasa y una naranja en tu primera hora del día.

Puedes perder: 1.8 kilos en cuatro semanas

 


6. «Amo los bocadillos»

No tienes por qué perder el hábito. Si comes snacks estratégicamente puedes incluir más alimentos saludables en tu dieta, mantenerte satisfecho y evitar los atracones que se cobran en calorías. Para un bocadillo inteligente, combina tres grupos de alimentos y asegúrate que uno de ellos sea de proteína. Un bocadillo en tres partes como este, unas dos horas antes de la comida, disminuirá drásticamente tu ingesta posterior controlando tu apetito y evitando traicionar tu dieta en las máquinas de golosinas o durante la cena.

Mi receta: disfruta dos bocadillos diarios de 200 calorías, uno a mediodía y otro a media tarde. Combina proteínas (nueces, yogur, queso) con granos enteros (galletas integrales, tostadas con frijoles, pan árabe) y frutas o vegetales (apio, jícama o zanahoria), para hacer más soportable la espera de tu siguiente comida.

Puedes perder: hasta tres kilos en un lapso de cuatro semanas

 


7. «Amo las malteadas»

Conviértelas en la piedra angular de tu dieta, pero con ciertas modificaciones deliciosas y saludables: es tiempo de incluir los smoothies. En un estudio del European Journal of Clinical Nutrition, las personas que desayunaron un licuado rico en proteínas consumieron menos calorías en sus comidas comparando con aquellos que bebieron uno cargado de grasas o carbohidratos. Y como ya he dicho que tres porciones diarias de yogur ayudan a perder 81 por ciento de grasa abdominal en 12 semanas, haz de este lácteo el principal ingrediente de tu malteada.

Mi receta: bebe dos smoothies diarios, uno en lugar de la comida y otro como bocadillo: mezcla una taza y media de frutas o moras, una taza de yogur o leche, una cucharada sopera de crema de maní y otra de proteína en polvo (diluye con agua al gusto si queda muy espeso).

Puedes perder: aproximadamente, 1.8 kilos en sólo cuatro semanas

 


8. «Amo las grasas»

Úsalas como aliadas en tu lucha contra las lonjas. Cuando investigadores del Hospital de la Mujer en Boston y del de Brigham, ambos en Estados Unidos, pusieron a 101 personas con sobrepeso en una dieta baja o moderada en grasas por 18 meses, ambos grupos perdieron peso al cabo de un año. Sin embargo, el de grasas moderadas perdió un promedio de 4.7 kilos ?60 por ciento más que el otro grupo? y mantuvo esa pérdida durante los 18 meses. Las grasas saludables (las del aceite de oliva, nueces, pescado y aguacates) te ayudan a perder kilos porque te mantienen satisfecho por más tiempo. No evites las grasas animales como la mantequilla, quesos o carnes, pero sí limita sus porciones, ya que dichos alimentos son densos en calorías. Aléjate de las frituras y grasas procesadas que implican un factor de riesgo para el corazón y el sistema cardiovascular.

Mi receta: desayuna huevos, un puñado de nueces a mediodía, una ensalada con aguacate para la comida, un rollo de jamón con queso como bocadillo y cena un pedazo razonable de carne (200 g. o menos) o un filete de salmón.

Puedes perder: desde 1.8 kilos en cuatro semanas aproximadamente

Salir de la versión móvil