Icono del sitio Esquire

La prueba sexual del olfato

A pesar de que ella no percibe a nivel consciente las feromonas libidinosas que segregas, su cuerpo e ímpetu sexual las notan.

Entre más importante sea tu cita, más probabilidades hay de que te bañes en loción, ¿cierto? Es posible que la fragancia cierre el trato, pero no como tú lo esperas. A pesar de que ella no percibe a nivel consciente las feromonas libidinosas que segregas, su cuerpo e ímpetu sexual las notan. Estos consejos ayudarán a mujeres y hombres a un nivel primario -incluye gruñidos.

 

1 Ve «al natural»

Permite que sea tu olor personal el que haga el trabajo. «Las feromonas son detectables únicamente cuando interactúan con las bacterias de la piel», explica Nick Neave, psicólogo de la Northumbria University, en Inglaterra. «Báñate con jabón neutro. Eso te mantendrá limpio, al tiempo que fomentará el flujo de feromonas.»

 

2 Deja que tu cuerpo respire

Tus glándulas sudoríparas apocrinas -ubicadas en las axilas y la zona púbica- actúan como poderosos generadores de feromonas, de acuerdo con Neave. Tu olor personal viaja en tu sudor y se instala en el vello corporal que rodea esas áreas. Así que bájale al aseo un poco.

 

3 Sin pastilla no hay problema

Un estudio realizado en la Northumbria University, en Inglaterra, encontró que los anticonceptivos orales obstaculizan la habilidad femenina para identificar tus feromonas. Si ella no ingiere pastillas reaccionará directamente a tu olor. Usa un condón.

 

4 Prueba con sándalo

Si deseas protegerte por medio de una fragancia, busca alguna que contenga sándalo. Su aroma a madera -picante pero dulce- se asocia con frecuencia con la feromona de un jabalí. Y lo mejor es que se cree que es capaz de activar los instintos básicos femeninos, de acuerdo con muchos estudios.

Salir de la versión móvil