Icono del sitio Esquire

Este ?esteroide legal? pone tu salud en riesgo

Se supone que los medicamentos, conocidos como SARMs, mejoren tu desempeño y te hagan lucir más fuerte, pero un nuevo estudio encontró que muchos de estos productos no son de fiar.

Recientemente, un nuevo medicamento ha estado circulando por el internet, conocido como una alternativa ?legal? a los esteroides. Los Moduladores Selectivos de los Receptores Androgénicos (SARMs, por sus siglas en inglés) son medicamentos que aseguran mejorar tu desempeño atlético y hacerte ver más musculoso, imitando el efecto de la testosterona sin los efectos negativos de usar esteroides, como daño al hígado y encogimiento de testículos.

 

 

Pero, según un nuevo estudio publicado en JAMA, muchos productos que encuentras en internet que con SARMs, contienen sustancias que no han sido aprobadas, hormonas y esteroides. Además, muchas de las etiquetas que portan estos suplementos son completamente engañosas.

 

RELACIONADA: Consecuencias por consumir esteroides.

 

 

Para el estudio, los investigadores analizaron 44 medicamentos etiquetados y promocionados como SARMs, utilizando procedimientos aprobados por la Agencia Mundial Antidopaje para detectar sustancias prohibidas en atletas. Encontraron que el 39 por ciento de los suplementos analizados contenían sustancias prohibidas, como hormona del crecimiento o esteroides, mientras que el 25 por ciento contenía sustancias similares que no estaban indicadas en la etiqueta. En el 59 por ciento de los productos, la cantidad de los compuestos, indicada en la etiqueta, fue significativamente diferente de lo encontrado en los análisis.

 

 

?Los compuestos encontrados en nuestros análisis no han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). Por lo tanto, las farmacéuticas que desarrollaron estos compuestos, o lo siguen haciendo, no pueden vender estos productos y los médicos no pueden recetarlos a sus pacientes,? explicó el médico Shalender Bhasin, autor principal del estudio, profesor en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y director del programa de investigación sobre salud masculina en el Hospital Brigham and Women’s. ?Por lo mismo que no están aprobados por la FDA, hay muy poca información sobre la seguridad y la eficacia de estos compuestos. Algunos de ellos nunca han sido estudiados en humanos.?

 

RELACIONADA: ¿Cuánta proteína en polvo puedo consumir?

 

 

En octubre, la FDA advirtió, a través de un comunicado, sobre el uso de productos que contienen SARMs.

 

 

?Han ocurrido reacciones que ponen en peligro la vida, incluyendo toxicidad en el hígado, en personas que usaron productos que contenían SARMs,? indica el comunicado. ?Los SARMs también tienen el potencial de incrementar el riesgo de sufrir un ataque cardiaco o embolia, y se desconocen los efectos a largo plazo en el cuerpo.?

 

 

 

Puede incluso que los SARMs produzcan efectos secundarios parecidos a los provocados por los esteroides, añade el doctor Bhasin. Además de los problemas ya mencionados, los efectos secundarios de los esteroides incluyen infertilidad y problemas mentales como depresión, agresividad y pensamientos suicidas.

 

 

No solo fisicoculturistas y atletas de alto rendimiento están buscando estos suplementos, indica el dotor Bhasin, sino gente más joven que quiere cambiar su aspecto. Aunque las cifras de los SARMs todavía no son concretas, 1 de cada 15 hombres alrededor del mundo ha probado los esteroides en algún punto de su vida, según el análisis de 271 estudios, publicado en Annals of Epidemiology. El número de atletas y fisicoculturistas es tres veces más alto.

 

RELACIONADA: A,B,C, de la creatina.

 

Por lo tanto, naturalmente, una versión alternativa de un fármaco que estimula los músculos es atractiva para algunos hombres. Esto, a su vez, está contribuyendo al aumento de los trastornos de la imagen corporal, como la dismorfia muscular, en hombres jóvenes que no son atletas, explica el doctor Bhasin.

 

 

Si bien los autores del estudio admiten que sus hallazgos no deben representar todos los productos que contienen SARMs, hacen hincapié en que se necesita más regulación.

 

 

"Los consumidores pueden pensar que debido a que algunos de estos compuestos se venden como ‘suplementos nutricionales’, deben ser seguros", comenta Bhasin. "Este no es el caso. Estos compuestos no cumplen con la definición de suplementos nutricionales, y su seguridad no ha sido demostrada ".

Salir de la versión móvil