Icono del sitio Esquire

Niveles de testosterona y factores que los afectan

Tu estilo de vida puede afectar tus niveles de testosterona.

¿Te sientes cansado, aturdido o no tienes muchas ganas de tener sexo? Pueden ser tus niveles de testosterona, que es afectada hasta por la publicidad.

Considerando que la cantidad de usuarios de suplementos de testosterona se ha triplicado de en los últimos años, investigamos un poco más del tema.

Te interesa:  Alimentos para aumentar tus niveles de testosterona

La testosterona sí es una hormona indispensable, de hecho, los bebés se exponen a ella por primera vez en el útero, cuando define la diferenciación entre niños y niñas.

En la pubertad, contribuye con el crecimiento óseo y masa muscular, y posteriormente sigue afectando funciones que incluyen tu producción de glóbulos rojos y estabilidad emocional.

Relacionado: 8 alimentos para aumentar tus niveles de testosterona

Pero el mensaje que envían esos anuncios publicitarios apela a la ansiedad económica y social a la que se enfrentan los hombres.

Es como cuando los medicamentos ansiolíticos como el Valium entraron en escena, ejemplifica la uróloga y asesora de Men’s Health, Elizabeth Kavaler.

«Todas las mujeres maduras eran adictas al Valium porque era la solución para todo. La testosterona se ha convertido en la nueva respuesta para una vida de desesperación silenciosa”.

Cosas que afectan tus niveles de testosterona

Cada vez más de nosotros sentimos el agotamiento de la ansiedad. Se nos pide que hagamos más con menos. Simplemente estamos intentando llegar al final del día con vida.

Hay mucha información en torno a los niveles de testosterona y mucha especulación y promoción– que nos hace saltar a conclusiones sobre ella.

Los hombres le brindan un peso psicológico a sus niveles de testosterona:

«Si la tienes baja, piensas que eres menos hombre; si la tienes alta, quiere decir que básicamente eres LeBron James», y eso es en lo que estamos equivocados.

Hay poca evidencia que sustente estos estereotipos.

 

Tenerla baja no conlleva de forma automática que seas débil o viejo; tenerla alta no garantiza que tengas grandes músculos o un desempeño de atleta profesional.

Ni siquiera es probable que una cifra baja se mantenga así por mucho tiempo. Puede simplemente indicar que no te has estado cuidando mucho. Tenerla alta no conlleva que estés programado para ser agresivo. Siempre y cuando esté en el rango normal, no significa nada que una cifra sea superior a otra.

Incluso hay factores sociales y hábitos de salud que pueden impactar tu T. Ve todo lo que la hace cambiar:

1. REFUERZO POSITIVO

En el libro Testosterone: An Unauthorized Biography, las científicas Rebecca M. Jordan-Young y Katrina Karkazis apuntan que los niveles de T incluso responden a factores sociales como la retroalimentación. Subrayan investigaciones como un estudio del Instituto del Deporte de Polonia que descubrió que los jugadores de rugby que veían un video de buenas jugadas y recibían retroalimentación positiva tenían un aumento de hasta 50 por ciento de T en comparación con chicos a los que se les mostraban sus errores y recibían comentarios críticos.

2. LEVANTAR PESAS

El entrenamiento de resistencia puede generar un breve incremento de T. El cardio no eleva los niveles de T tanto en hombres que tienen un peso normal, apunta la doctora en medicina Jesse Mills, directora de la Men’s Clinic en UCLA. Pero luego hay otro punto: Jordan-Young y Karkazis estudiaron las investigaciones para descubrir que los niveles de T en sí mismos no merecen el crédito cuando se trata de desempeño en un atleta.

3. CUÁNTO DUERMES

Un estudio descubrió que los niveles de testosterona a lo largo del día bajan de un 10 a 15 por ciento cuando los hombres solamente duermen cinco horas por noche a lo largo de una semana.

4. SER PAPÁ

Los niveles de testosterona en hombres bajan cuando se convierten en padres, pero el sonido de un bebé llorando puede elevarlos.

5. SOBREPESO

Tu grasa convierte la T en estrógeno.

 

TEXTO POR KEVIN DUPZYK.

OTROS TEMAS DE INTERÉS:

Salir de la versión móvil