Icono del sitio Esquire

Mitos de pareja: platicar es la clave

Todo lo que te habían dicho sobre el sexo y las relaciones no es del todo correcto. Para encontrar la verdad, da vuelta a los lugares comunes.

Hacer lo «incorrecto» para arreglar tu relación suena opuesto a lo que cualquiera haría, pero estas ideas se encuentran basadas en ciencia sólida (de verdad). Con la experiencia de 20 años de observación y análisis, la doctora Terri Orbuch, profesora de psicología y sociología en el Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan, te ayudará a darle a tu propia relación los beneficios combinados de las miles que ha estudiado.

 

Haz exactamente lo contrario a lo que la sabiduría convencional aconseja. Evade pláticas sobre la relación para obtener más sexo. Discute hasta salirte con la tuya siempre, aun cuando hayas cometido el más grande de los errores.

Un estudio reciente con mil 600 hombres en The Journal of Health and Social Behavior encontró que eres tú quien siente más la tensión en la relación, no ella. Reflexiona sobre estas técnicas y úsalas para llevar tu relación por el buen camino? O por el que más te convenga.


Mito de pareja #1: platicar es la clave

Realidad: Habla menos para, mejor, usar las charlas sobre la relación como una arma de precisión.

Por qué: Culpamos a Estados Unidos, específicamente a sus programas de televisión. Desde Dr. Phil y Oprah hasta Friends y He?s Just Not That Into You, las mujeres han sido golpeadas repetidamente en la cabeza con la frase ?la comunicación lo es todo?. Y a ellas les gusta, y mucho. Como resultado, la sabiduría popular dice que cualquier problema se debe a que no se han comunicado lo suficiente. Perdón, Estados Unidos, pero no es así. «Mi estudio de 22 años probó que los hombres tienen una tolerancia psicológica diferente respecto a qué tanto pueden discutir en su relación», dice Orbuch. «Vimos que cuando los hombres escuchan ?vamos a hablar de nosotros?, se obtiene un efecto negativo en sus niveles de felicidad».

Así que definitivamente no es bueno hablar demasiado. No es que seas flojo o retardado emocionalmente: es ciencia. Pero, antes de que presiones el botón de ?mute? de una vez por todas (aunque sea con conocimiento de causa), existen un par de datos a favor de la comunicación que debes considerar.

Primero, iniciar más a menudo una plática ocasional cuando estén acostados, te ayudará a tener más sexo. Para ella, las charlas sobre la relación no sólo son gratificantes emocionalmente. De hecho, le parecen eróticas. «Las mujeres sienten un apego psicológico a los hombres que les hablan sobre algo que es importante para ellos, lo que puede incrementar su atracción sexual por ti», explica Orbuch.

Finalmente, las estadísticas prueban que, si ella inicia la conversación, no significa que haya un problema, por tanto no debes ponerte de inmediato a la defensiva. Por el contrario, «en mi investigación, los hombres reportaron que les parece bien ?hablar sobre ello? cuando saben que algo anda mal y, sobre todo, si el problema lo originaron ellos mismos», dice Orbuch.

Las mujeres entrevistadas dijeron que les gusta dialogar, incluso cuando la relación es saludable, pues les genera mucho placer el hacerlo, pero que los hombres no siempre están dispuestos a hablar de su relación cuando no hay un problema en puerta.

Mantén baja la cuenta de los minutos en los que hablas sobre tu relación, pero no lo evites por completo.


Salir de la versión móvil