Icono del sitio Esquire

MEJORA TU ARSENAL

Laura Berman, autora del libro The Passion Prescription, te dice cómo actualizar tus movimientos en el dormitorio.

No necesitas saber de memoria el kamasutra para dejarla pidiendo más. Mejora las posiciones que creías dominadas y llévala al límite.

MISIONERO

Coloca sus piernas hacia arriba contra tu pecho, en vez de en la cama. Luego jala sus piernas hacia arriba, a medida que la penetras. Será más fácil para ti estimular su clítoris y punto G.

OTRO GIRO

Acerca tu cuerpo un poco más para que la base de tu pene pueda estimular su clítoris y añade un poco de balanceo a tus movimientos.

 

MUJER ARRIBA

Pon en tu espalda almohadas para que ella se sujete de la cabecera. Esta postura puede facilitarle a ella controlar la profundidad y el ritmo.

OTRO GIRO

Trata de agarrar sus piernas cuando está en posición de ?vaquera en reversa?. Obtendrás una vista inolvidable, mientras que ella se sentirá sexy y desinhibida.

 

HOMBRE ATRÁS

Pídele que se agache en la cama con el torso erguido y coloca su espalda contra tu pecho. En esta posición podrás tocarla más fácilmente.

OTRO GIRO

Coloca una almohada debajo de sus caderas y muslos. Con este simple cambio, estarás en mejores condiciones para cambiar la profundidad de tu penetración.

 

Y bueno, en caso de que quieras aprender el Kamasutra HAZ CLICK AQUÍ PARA CONOCER CINCO POSICIONES QUE NI TÚ NI ELLA OLVIDARÁN.

 

 

Salir de la versión móvil