Icono del sitio Esquire

Meditar en cuarentena, el arte de ‘no hacer nada’

Tal ves lo único que necesitas durante esta crisis por coronavirus sea sentarte y relajarte. Esta es la guía MH para meditar en cuarentena.

Las redes se llenan cada vez más con ‘cosas que hacer’ en cuarentena, pero tal vez lo único que quieres y necesitas es desconectarte sanamente. Bueno, te ayudamos a lograrlo, porque la selección natural nos preparó para detectar amenazas y encontrar comida y parejas sexuales, pero no para tratar con amenazas globales como la pandemia. Esto es lo que tienes que hacer:

Relacionado: Dormir hasta tarde los fines de semana puede salvarte la vida

El hecho de que nos enfrentemos a este desafío evolutivo es la razón por la que nos gusta esta propuesta de un mes (o cuarenta días). Hay dos aspectos hacen que sea fácil de adoptar, sigue leyendo para conocerlos…

1. Medita ‘casi diario’

Aunque la constancia es primordial en una rutina de ejercicio, la meditación la puedes hacer ‘la mayoría de los días’. Como lo leíste, sé constante pero no lo veas como una tarea o responsabilidad. Cuanto más a menudo lo hagas, más fácil se hará y más profundos y duraderos serán los beneficios, y si pierdes un día, tu crítico interno no tendrá la oportunidad de calificarlo como un fracaso.

Este enfoque de “casi diario” te permitirá tener «elasticidad o flexibilidad psicológica”, un concepto clave que puede ayudar a adoptar un hábito perdurable.

2. De uno a cien minutos

Un minuto es una barra sumamente baja. La propuesta de un solo minuto es muy accesible. Además, es escalable. Después de más minutos de meditación, la gente suele pensar: “Ya estoy aquí, podría seguir un poco”.

Como explica el profesor de meditación, Cory Muscara, ese es un momento clave, porque pasas de una motivación “extrínseca” (meditar porque crees que deberías hacerlo) a una “intrínseca” (meditar porque quieres).

Pronto tendrás un interés genuino, lo cual incrementa las probabilidades de que adquieras el hábito, y vayas más allá de meditar en cuarentena.

Te interesa: Top 10: películas para ver esta cuarentena

ANALIZA TU AGENDA DE FORMA ESTRATÉGICA

Algunas personas encuentran que tener un horario definido para meditar todos los días, justo antes de acostarse, a primera hora de la mañana o justo después de un entrenamiento, les ayuda a establecer un hábito.

Los científicos que estudian la formación de hábitos hablan de “señal, rutina, recompensa”. Puedes experimentar construyendo un bucle de recompensa de rutina que te permita meditar.

“Después de estacionar mi auto (señal), meditaré durante cinco minutos (rutina), y me sentiré un poco más tranquilo y más atento (recompensa)”.

Repite este bucle para incorporar el hábito. Puedes poner tu sesión diaria de meditación en tu calendario, lo que te puede resultar útil. Dicho eso, si como yo, tienes un horario impredecible, pensar estratégicamente podría significar tratar de encajar tu meditación cuando y donde puedas.

Te recomendamos: LeBron James en cuarentena: el entrenamiento del Rey

MEDITA EN PAREJA

Algunas personas no pueden establecer un hábito saludable por sí mismas, pero lo consiguen cuando otras personas los hacen responsables de su objetivo. Una forma de crear ese tipo de responsabilidad es unirte a una comunidad de algún tipo. En cuarentena, haz una llamada e indica a tu pareja o a tus amigos que es momento de empezar a meditar. ¡Tú serás responsable por todos!

LOS BENEFICIOS DE LA MEDITACIÓN

La ciencia del cambio de comportamiento sugiere firmemente que la mejor manera de asegurar un hábito de meditación consistente es identificar dónde y cómo la práctica te está dando beneficios. En la meditación hay dos niveles:

1. El primer nivel es prestar atención a cómo el acto de meditar en sí mismo puede ser placentero.

2. El otro nivel es notar los beneficios a medida que aumentan en el resto de tu vida, en términos de clima interno y comportamiento externo.

La meditación puede hacerte sentir y actuar mejor, porque una dosis regular de atención plena puede darte la claridad y la cordura para determinar qué otras resoluciones perseguir y cómo hacerlo de la mejor manera. Dale una oportunidad.

Relacionado: Divorcio del sueño: la solución si no te deja dormir

UN MINUTO DE MEDITACIÓN

60 SEGUNDOS pueden servir para resetearte y dejar de pensar en todo lo que te preocupa. Aquí hay un minuto de meditación que puedes hacer donde sea y a la hora que sea –después de tu café de la mañana, después de estacionar tu auto en el trabajo, después de poner tu cabeza sobre la almohada.

Lo llamamos 10 Respiros:

1. Donde sea que estés, en cualquier situación o en cualquier estado mental, cierra los ojos y cuenta hasta 10, respira lentamente.

2. Pon atención a tu respiración. Cuenta “uno” mientras inhalas. Imagina cómo tu respiración expulsa la tensión tan fácil como exhalas. Cuenta “dos” en la siguiente respiración.

3. Prueba a ver si puedes hacerlo 10 veces sin perder la concentración.

4. Explora cuán profunda puede ser cada respiración y deja a un lado al mundo.

Si te distraes y olvidas dónde te quedaste, comienza de nuevo, siempre con sentido del humor sobre tu atención.

Es todo, ¿quieres más? Inténtalo de nuevo. Y de nuevo meditar en cuarentena.

OTROS TEMAS DE INTERÉS:

¿Estás soñado cosas raras? Son los sueños pandémicos

Bobby Maximus: sobrevive a su entrenamiento de 15 minutos

Rutina de artes marciales para mejorar tu salud mental

5 leyes científicas sobre cómo crecer músculo más rápido

Circuito de lagartijas para resultados rápidos

El entrenamiento de Tom Hardy que incluye 1000 lagartijas

8 consejos para mejorar el sexo oral para ella

SÍGUENOS EN INSTAGRAM:

Salir de la versión móvil