Icono del sitio Esquire

Una larga estirada

La clave de tu desempeño como corredor está en un buen estiramiento, pero ¿es mejor el estiramiento pasivo o el activo?

Si eres corredor, la clave está en los estiramientos, pues cuanto más largos son los músculos de la corva protegen las articulaciones y los tendones contra pequeños desgarres. Pero, ¿cuál método (activo o pasivo) es el mejor? De acuerdo con un estudio en el Journal of Strength and Conditioning Research, de Estados Unidos, depende del objetivo que persigas.

 

Los estiramientos activos usan tu cuerpo para potenciar la flexibilidad e implican flexiones del pie o bombeo del tobillo.

Son lo mejor para un calentamiento previo a la actividad. Cada repetición extiende tu nivel actual. El aumento de flujo sanguíneo te ayuda para un mejor desempeño al principio de la actividad.

 

Los estiramientos pasivos usan algo diferente, como una banda, una pared, una silla o un compañero para estirar los músculos.

Son lo mejor para aumentar la tolerancia al estiramiento durante un período prolongado. Eventualmente, las corvas podrán mantener mejor su flexibilidad si realizas con constancia este tipo de ejercicio.

Salir de la versión móvil