Icono del sitio Esquire

El lado oscuro de los productos verdes

Si algo es bueno para el ambiente, no necesariamente lo será también para ti. Te damos algunos útiles tips ecológicos.

Términos como «natural» y «verde» dicen poco sobre cómo los productos pueden afectar a tu cuerpo. Las prácticas ecológicas en ocasiones tienen riesgos ocultos para la salud. Incluso la reutilización y el reciclaje pueden ser contraproducentes.

 

El culpable Bolsas reutilizables

El año pasado, la cadena de supermercados Wegmans dejó de vender dos estilos de bolsas reutilizables luego de que pruebas de laboratorio detectaron altos niveles de plomo. Después, el diario Tampa Tribune encontró este metal en las bolsas de otras dos cadenas (la mayor parte, en la pintura usada para decorarlas), lo cual provocó que se ofrecieran reembolsos a los clientes. El peligro es que el plomo puede terminar en los artículos que se guardan en las bolsas y ser ingerido de esa forma.

La solución Usa bolsas de algodón o poliéster; lávalas después de hacer tus compras para reducir las bacterias como la E. coli, que podría haberse acumulado en el tejido. Nada menos que 97 por ciento de las personas confesaron nunca haber lavado o desinfectado sus bolsas.

 

El culpable Empaques reciclados

De acuerdo con un estudio realizado en Suiza, el aceite mineral contenido en las tintas de impresión y en el cartón reciclado, con los que se fabrican algunas cajas de cereal y arroz, se puede filtrar hacia el alimento. Estudios en animales sugieren que esta sustancia fomenta la inflamación y puede generar tumores, pero nadie sabe qué tan peligroso es para los humanos. Así que es mejor prevenir minimizando tu exposición a ellos.

La solución Escoge comida no empacada. Compra a granel y así inviertes menos en el empaque; puedes almacenar en recipientes de vidrio.

 

El culpable Productos aromatizados

Cuando científicos de la Universidad de Washington compararon 14 artículos personales y para el hogar aromatizados con 11 similares en versiones «verdes», como detergentes para ropa y desodorantes, hallaron que ambos contienen el mismo número de químicos peligrosos, llamados compuestos orgánicos volátiles (COVs). En todos los productos ecológicos se detectaron por lo menos dos COVs clasificados por la EPA (Environmental Protection Agency de Estados Unidos) como tóxicos, y cuatro de ellos emitieron por lo menos un carcinógeno conocido.

La solución Las fragancias químicas no siempre aparecen en las etiquetas, por tanto, la investigadora Anne Steinmann aconseja los artículos sin esencias. Muchos productos con esencias catalogados como «naturales» u «orgánicos», pueden ser tan malignos como los artificiales.

Salir de la versión móvil