Icono del sitio Esquire

La forma en la que descubrí el varicocele

En una autoexploración testicular encontré una textura en las venas que corren por mis testículo y no fue una sensación placentera.

La auto exploración testicular es algo que los hombres debemos de hacer al menos una vez al mes, no es mi caso – con parientes cercanos con cáncer – trato de hacerlo al menos una vez a la semana. En una de esas semanas pasó algo que no me gustó mucho, lo primero una inflamación debajo del testículo y lo segundo una sensación dolorosa y textura de gusanos que me hizo saltar mientas me bañaba.

Relacionado: «Levantar peso puede combatir el cáncer»

Como editor digital de revistas de salud tiendo a ser un poco exagerado con las cosas que me pasan en cuestión de salud y como buen millenial el internet y mis amigos son la fuente de sabiduría, pero cuando la sensación que tuve en un testiculo y que descubrí es algo que no le pasa a muchos corrí a la fuente fidedigna más cercana: Un urólogo.

En la primera exploración hecha por un profesional de la salud, su reacción fue: “lo más probable es que tengas varicocele y por esta razón tienes esas venas inflamadas y tienes dolor al momento de tocarlas” después de una serie de análisis y ecografías el resultado fue el previsto por el urólogo y la pequeña bolsa que sentí fue un espermatocele que en resumidas cuentas son pequeños quistes en los testículos, pero eso lo revisaremos en un rato.

Continuando con la historia, lo que siguió fue un pánico por la palabra quiste, pero mi urólogo (si no tienes uno y ya tienes más de 30 es hora de que busques uno bueno) me tranquilizo y explicó ambas sintomatologías y cómo le pasa a muchos hombres en la actualidad, así que con lectura científica y bastante comprensible entenderemos que es varicocele y espermatocele.

Relacionado: «El check up que debes de hacerte a cualquier edad»

¿QUÉ ES EL VARICOCELE?

De acuerdo a la clínica mayo, el varicocele es el agrandamiento de las venas dentro de la piel floja que sostiene los testículos (escroto). Un varicocele es similar a una vena varicosa que puedes ver en las piernas de las personas.

Los varicoceles son una causa frecuente de la baja producción y baja calidad del esperma, lo cual puede provocar esterilidad. Sin embargo, no todos los varicoceles afectan la producción de esperma y no todos tienen la misma intensidad, de hecho existen 3 grados varicocele, donde el tres es el más grave y requiere de una intervención quirúrgica. 

Los varicoceles también pueden hacer que los testículos no se desarrollen normalmente o se encojan.

Si estás buscando tener familia, puede que el varicolece grado 1 pueda ser culpable de una posible infertilidad, por esta razón es muy importante el hacer exploraciones mensuales y visitar a tu médico regularmente, sobretodo si ya pasas de los 30’s.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL VARICOCELE?

A menudo, el varicocele no produce signos ni síntomas, de hecho puedes pasar muchos años sin notarlo hasta que avanza de grado, los síntomas son un dolor en el testiculo izquierdo y pesadez en la misma zona, adicional a:

Con el paso del tiempo, el varicocele podría agrandarse y ser más evidente, es decir que tendrías pequeños bultos en el testículo derecho y un dolor más fuerte.

Relacionado: «¿Cómo prevenir el cáncer en hombres»

¿QUÉ ES EL ESPERMATOCELE?

Un espermatocele es un saco anormal o quiste que se forma en el epidídimo, el pequeño tubo en espiral ubicado en la parte superior del testículo que recoge y transporta el semen. Un espermatocele, que, generalmente, es indoloro y no canceroso, con frecuencia, está lleno de un líquido lechoso o transparente que contiene esperma.

La causa exacta de los espermatoceles no está clara, pero podría deberse a una obstrucción en uno de los conductos que transporta el semen.

Los espermatoceles, algunas veces llamados «quistes espermáticos», son una afección frecuente. Comúnmente, no reducen la fertilidad ni requieren tratamiento. Si un espermatocele crece lo suficiente como para causar molestias, tu médico podría recomendar una pequeña cirugía.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL ESPERMATOCELE?

Estos pequeños quistes muchas veces no son visibles hasta que se hace un ultrasonido (previa autorización de tu médico) y se encuentran en los costados de los testículos, algunos son tan pequeños que no son muy visibles al ojo poco entrenado. Los síntomas pueden ser:

¿COMO HACER UNA AUTOEXPLORACIÓN TESTICULAR?

El mejor lugar para hacerlo es cuando te bañas, sobretodo si lo haces con agua tibia o caliente, esto se debe a que el calor relajará tu escroto y te facilitará el sentir cualquier cosa fuera de lo normal, señala el doctor Nicholas Cost, urólogo y profesor de en la Universidad de Colorado.

Comienza en la parte superior de tu testículo izquierdo. Sostenlo entre tu pulgar y dedos de ambas manos, y gentilmente rótalo entre tus dedos mientras vas bajando. Repite con el derecho.

Presta atención a cualquier bulto duro, suave o redondo, o a cambios inusuales en el tamaño, forma y consistencia de tu testículo, sugiere el doctor Cost. Puede que no seas capaz de sentir un bulto en sí, pero este puede hacer que tu testículo se sienta muy firme.

Puede ser atemorizante encontrar algo raro, pero debes tener claro que no todas las irregularidades que encuentres en tu autoexploración son un indicador definitivo de cáncer testicular, agrega el doctor Kohler.

Sin embargo, solo tu doctor puede estar seguro de esto. Así que si notas un bulto o grumo que se siente distinto, aparece de repente o simplemente te preocupa, agenda una consulta con tu urólogo de inmediato.

Relacionado: «Los mejores alimentos para tu próstata»

EN CONCLUSIÓN

Después de revisar con mi médico el tratamiento que seguiría, para el varicocele sólo es tomar naproxen sódico cuando me duela y hacerme un ultrasonido anual para ver como se desarrolla y para los quistes, al ser una condición “casi” normal en los hombres no existe un tratamiento, al menos que crezcan y necesiten cirugía.

Autoexplora tus testiculos, próstata, pene y todo tu cuerpo en general, no dejes que pensamientos machistas o de la época de las cavernas se interpongan entre ti y tú salud, recuerda que si no te cuidas, nadie más lo hará.

Salir de la versión móvil