Icono del sitio Esquire

Fortalece también tus pies

Ejercitar cada parte de tu cuerpo te hace un verdadero atleta. Además, unos pies fuertes te aseguran evitar futuras lesiones.

Fortalecer los músculos de tus pies impulsará tu velocidad al correr y te evitará lesiones en pies, cadera y espalda. «De forma gradual aumenta la frecuencia y el tiempo a fin de ganar más fuerza de forma progresiva», asegura Michael Yesis, presidente del Sports Training de Escondido, California.

 

Jogging descalzo

Trota en una superficie plana, aterriza los pies en la zona cercana al arco del pie y apoya tu cuerpo hacia adelante. Luego, lleva tu peso hacia las plantas. Sentirás cómo se estira. Haz este mismo ejercicio sobre la arena. «Es como un curl para tus pies», expresa Yessis.

 

De puntitas

Las bailarinas de ballet poseen extremidades poderosas por caminar así. Apóyate sobre tus dedos y camina una y otra vez, a lo largo y ancho de tu habitación. La tensión que generas durante el movimiento fortalecerá los músculos, tendones y ligamentos de la planta del pie.

 

Jalón con toalla

Coloca una toalla sobre el piso, y párate en la punta de la misma. Con los dedos de los pies, trata de jalar la mayor cantidad de tela que puedas. Posteriormente, estírala hacia ti con las manos. Conforme sea necesario, muévete para que no dejes de pisar la tela.

 

Elevación de dedo

Sujeta una liga de ejercicio a un objeto sólido y siéntate en en el suelo con las piernas estirados. Asegura la liga cerca de la planta de tus pies y procura que quede tensa en la parte superior. Jala las plantas del pie hacia tu espinilla tan lejos como puedas.

 

Canicas

Siéntate en una silla y pon varias canicas en el suelo frente a ti, sin ningún orden en particular. Usa los dedos de tus pies para sujetar la mayor cantidad que puedas. Eleva el pie lo más alto que puedas y quita las canicas con tus manos. Repite con el otro pie.

Salir de la versión móvil