Icono del sitio Esquire

Evita un atracón II

Tus mejores intenciones de perder peso se enfrentan a la tentación. Aprende a reforzar tu fuerza de voluntad y mantén alejados a los kilogramos de más.

3 Juega a la defensiva

Una fuerza de voluntad bien alimentada no será suficiente para resistir la tentación.

Vas a necesitar mantener tu abasto para que siempre la tengas disponible. Un estudio reciente, publicado en el Journal of Personality and Social Psychology siguió la reacción de las personas a incentivos a lo largo del día. De manera extraña, la gente con el mejor autocontrol fue la que utilizó su fuerza de voluntad en menos ocasiones. En otras palabras, ‘jugaron a la defensiva’. El doctor Wilhelm Hofmann, profesor asistente de ciencias conductuales de la Universidad de Chicago, nos dice: «Mira dentro del refrigerador de la gente, ¿está lleno de tentaciones: sobras de comida china, Ben & Jerry’s, latas de refresco? Deshazte de ello y no lo vuelvas a comprar. Y ahora sí, tu fuerza de voluntad podrá tener un descanso en casa».

 

4 Mantente alerta

De acuerdo con Kelly Glazer Baron, psicóloga especializada en la conducta Universidad del Noroeste: «La fuerza de voluntad se debilita cuando estás somnoliento». El trasnochador promedio consume 248 calorías extra al día, y la mayoría de esas calorías se acumulan después de las ocho de la noche según un estudio publicado en Obesity. ¿Desvelado? Sirve una taza de café y agrégale azúcar de verdad (no endulzantes artificiales). Un estudio español reveló que la combinación de cafeína con azúcar mejoraba el desempeño cognitivo en la corteza parietal bilateral y la corteza prefrontal izquierda. Dos áreas del cerebro que soportan la habilidad de mantenerse concentrado en una meta cuando confrontas distracciones tentadoras.

ANTERIOR

SIGUIENTE

Salir de la versión móvil