Icono del sitio Esquire

Estiliza el nudo de tu corbata

Esta simple modificación te volverá, de inmediato, un hombre con clase. Nuestra experto te lo garantiza. Compruébalo.

 

Estira la corbata en una mesa, dóblala por la mitad, verticalmente, en el punto en el que crees que quedarán el nudo y el hoyuelo. Sostén el doblez por un minuto hasta que aparezca un ligero pliegue. Éste ayudará eventualmente a llevar a cabo el hoyuelo en el lugar deseado. Ahora anuda la corbata y, con pulgar, dedo medio e índice pellizca una «W» justo debajo del nudo, en la línea del doblez. Entonces, sosteniendo la «W», aprieta el nudo alrededor de tu cuello para asegurar que el hoyuelo siga ahí. Mírate en el espejo y, ahora sí, ¡acaba con ellas!

Fuente: Simon Crompton, autor y experto en estilo (permanentstyle.co.uk)

Salir de la versión móvil