Icono del sitio Esquire

Descifra su casa

Si quieres descubrir cómo es ella, sólo tienes que cruzar la puerta de su guarida. Sus muebles y demás posesionen te lo dirán.

¿Eres su perra?

Revisa sus cojines

«Los hombres rara vez entienden los cojines», dice Judi James, experta de comportamiento. «Son baratos, rara vez heredados y muy reveladores con respecto al comportamiento de la mujer.» A diferencia de los tamaños exagerados con diseño sensual, los cojines de piel de diseñador sugieren que ella es una persona fresca, calculadora y quizá algo mandona.

 

¿Será ellas de mucho cuidado?

Fíjate en sus fotos

Si ella aparece en el centro de todas las fotos de sus fiestas, quiere decir que estás tratando con una persona que busca ser el centro de atención, y eso debería preocuparte. «Pero si te encuentras con muchas fotos de animales, tal vez tenga un instinto maternal», explica el psicólogo estadounidense Gary Aumiller.

 

¿Será posesiva?

Busca pares de lo que sea

Dos mesitas, una lámpara de cabecera en cada lado, pares de velas? «Si ves muchos pares, escapa en cuanto puedas si no deseas una relación», recomienda la sexóloga Yvonne K. Fulbright. «Concientemente o no, ella cree que el balance atraerá el amor a su vida.» Discretamente pide un taxi a las 03:00 hrs.

 

¿Necesita psicoanálisis?

Mira su librero

Si sus libros están acomodados por orden alfabético o autor puede ser que esta sea «una señal de una personalidad neurótica» según el doctor Aumiller. «Aunque el orden es también señal de responsabilidad.» Los estantes retacados de libros es señal de que es una librepensadora. Eso o que su empleada doméstica está de vacaciones.

 

¿Te arrancará la ropa?

Observa sus paredes

Si ves paredes y sábanas de color azul pálido, olvídalo. «El azul indica tranquilidad y orden» dice la psicóloga de color Angela Wright. Tu mejor apuesta es una mezcla de verde nutriente, rojo agresivo y rosa femenino. Eso o muchas esposas y látigos de color azul.

 

¿Fluirán sus conversaciones?

Analiza sus muebles

Un cuarto lleno de muebles sugiere un libro abierto: te escupirá todas sus entrañas. «Una persona más privada tendrá la parte posterior de las sillas frente a las puertas y, además, patrones de tráfico limitado» dice la psicóloga Constance Forrest. Una visita a la vinatería y todo fluirá mejor…

Salir de la versión móvil