Icono del sitio Esquire

SED VS. HAMBRE, APRENDE A DIFERENCIARLAS

Define qué es lo que sientes y deja de comer de más.

Quien quiera bajar un par de kilos deberá beber suficiente líquido, porque a veces las señales del cuerpo son malinterpretadas y el hambre es confundida sed.

Puede pasar que uno busque rápidamente algo de comer cuando en realidad el cuerpo está pidiendo líquido, y así es como se suman más calorías de las que serían necesarias.

Además, beber lo suficiente estimula los procesos del metabolismo y respalda de ese modo la reducción de peso.

¿CUÁNTA AGUA DEBES TOMAR?

Se recomienda beber entre 1,5 y 2 litros por día. En jornadas calurosas o de particular ejercicio físico deberían ingerirse entre tres y cuatro vasos más de 250 mililitros.

DESAYUNA PARA GANAR

El desayuno ayuda a combatir los ataques de hambre cuando se sigue una dieta. Por eso es importante ingerir un buen desayuno por las mañanas. Quien sale de casa con el estómago lleno está mejor armado contra los ataques de hambre durante el día. También se recomienda llevarse la comida preparada desde casa, de modo de evitar recurrir a un almuerzo de fast-food hipercalórico cuando ataca el hambre.

Salir de la versión móvil