Icono del sitio Esquire

Por qué te sientes mal al dejar de fumar

Tenemos buenas noticias: es probable que el malestar dure menos de lo que piensas.

Los cigarros pueden drenar tu cerebro tanto como tu cuerpo: fumar puede reducir tus niveles de dopamina, un químico en el cerebro vinculado con la recompensa, según un nuevo estudio publicado en Biological Psychiatry.

 

En el estudio, los científicos descubrieron que los fumadores producen entre 15 y 20 por ciento menos dopamina en sus cerebros que los no fumadores.

 

RELACIONADA: ¿Qué es el EPOC? 

 

En parte es por esto que los cigarros pueden ser tan adictivos: cuando fumas, la nicotina activa receptores en tu cerebro que liberan dopamina, lo que te produce una sensación placentera, según el doctor John Krystal, editor de Biological Psychiatry y profesor en la escuela de medicina de la Universidad de Yale.

 

Pero, cuando te has acabado el cigarro, tus niveles de dopamina caen al mínimo, haciéndote sentir mal, explica. Como resultado, puede que te sientas desmotivado, que no puedas concentrarte o simplemente de malas.

 

Así que sacas el siguiente cigarro para proveerte de ese pico de dopamina y para sentirte mejor.

 

Sin embargo, cuando dejas el cigarro, ya no recibes ese golpe extra de dopamina. Tus niveles se mantienen bajos.

 

Como resultado, ese sentimiento que experimentas entre cigarros se alarga por un tiempo, provocando otros síntomas relacionados con la falta de dopamina, como irritabilidad y fatiga, indica el doctor Krystal.

 

RELACIONADA: La mejor manera de dejar de fumar. 

 

Suma esto a los síntomas físicos por dejar de fumar ?como dolor de cabeza, tos y malestar estomacal- y el proceso de dejarlo te parecerá infinito.

 

Sin embargo, tenemos buenas noticias: en el estudio, luego de tres meses sin cigarros, el cerebro de los ex fumadores comenzó a producir la misma cantidad de dopamina que los no fumadores.

 

Esto sugiere que la caída en el nivel de dopamina, luego de dejar de fumar, no es permanente ?así que si logras superar los primeros meses mordiendo el polvo, seguramente se volverá más sencillo, señala el doctor Krystal. 

 

RELACIONADA: El MEJOR consejo para perder peso. 

 

Mientras tanto, busca por otras fuentes de recompensa que incrementen de manera natural tus niveles de dopamina, aconseja el doctor Krystal. De esta manera se te hará más sencillo dejar de fumar para siempre, añade.

 

De cierta forma, estarás retrogradando a tu cerebro para que consiga la dopamina de otras fuentes saludables, en vez del cigarro. 

 

Por ejemplo, muchos estudios han demostrado que la actividad física incrementa la dopamina, e incluso con 20 minutos al día de un cardio a media intensidad pueden hacerlo. 

 

El sexo también funciona, debido a que obtienes una descarga de dopamina mayor durante el orgasmo. 

 

Estos placeres saludables pueden ayudarte a mantenerte alejado del cigarro hasta que tus niveles de dopamina se recuperen – y ya no tendrás que ir por un cigarro para sentirte bien. 

 

Salir de la versión móvil